Banner Tuvivienda
Miércoles 17 de julio 2024   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Jueves 11 de diciembre 2014

[River Plate] La revolución Gallardo

"El Muñeco llegó con la dura tarea de reemplazar a Ramón y potenció al equipo que venía de ser campeón. Armó el invicto más grande de la historia del club con un plantel cortísimo y, a partir del juego desplegado, le devolvió la identidad perdida", señala Nahuel Trasmonteen su artículo publicado en el portal del periódico deportivo Olé este jueves 11 de diciembre.
[River Plate] La revolución Gallardo
Foto: www.elsol.com.ar

 
Marcelo Gallardo, director técnico del flamante campeón de la Copa Sudamericana

Marcelo Gallardo dijo sus primeras palabras como técnico de River el 6 de junio y en poco más de seis meses logró refrendar la huella que había dejado como jugador, ahora desde el otro lado de la línea de cal. Llegó respaldado por Enzo y los dirigentes, pero con poca experiencia y la nunca fácil tarea de ponerse los zapatos que había dejado el saliente Ramón Díaz, que se fue campeón. Y no sólo estuvo a la altura de las circunstancias sino que mejoró al equipo que había dejado el Pelado.

El Muñeco tuvo una llegada bárbara al plantel, algo clave en cualquier equipo de fútbol, y encontró al 11 titular muy rápidamente. De entrada se propuso generar una revolución en el juego, que además de efectivo debía ser vistoso, como marca la historia y el paladar de River. Intensidad para marcar una presión bien alta, compromiso para atacar y defender en todas las líneas, la movilidad como elemento fundamental para crear espacios y abrir esquemas. Su equipo sufrió menos goles y marcó más que ninguno en la Argentina.

A contraluz del gran momento futbolístico que vivía su River, Gallardo atravesó meses difíciles por la enfermedad que aquejaba a su madre, quien terminó falleciendo a fines de noviembre. El técnico hizo la procesión por dentro, apoyado siempre en un grupo de jugadores que se esmeró en arrancarle alguna sonrisa en los momentos más duro. Mantuvo al grupo enfocado y jamás descuidó un detalle en la preparación de los partidos.

Con un plantel cortísimo y lleno de pibes, Gallardo tuvo el gran mérito de construir el invicto más grande en la historia del club (mérito compartido con Ramón que se cortó recién a los 31 juegos) y llegar a la definición en dos de las tres competencias que disputó. La primera, la Copa Sudamericana, es la primera estrella que cuelga de su impecable saco. Pero más allá de los títulos, el equipo del Muñe le devolvió al hincha uno de los tesoros más buscados: la identidad.

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan