Banner Tuvivienda
Viernes 23 de febrero 2024   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Domingo 14 de diciembre 2014

20 bastones

Por: César Campos R. (*)
20 bastones
Foto: Difusión


Como se sabe, el presidente Ollanta Humala devolvió el pasado domingo 7 de diciembre el bastón de mando de Jefe Supremo de las Fuerzas Armadas que – imaginamos, con amabilidad, legítimo orgullo y afán de camaradería – le obsequiaron los miembros de su promoción del Ejército, “Héroes de Pucará y Marcavalle” 1984.

Esto a solicitud de uno de sus miembros, el coronel EP ® Oswaldo Zapata, quien a través de una carta a Humala, le dice que “se devuelva el presente ya que el suscrito fue el que consiguió el dinero para dicha adquisición. Quiero recordar que me ratifico ante lo declarado en los medios de comunicación, en el sentido que promoví la gestión para conseguir los fondos ya que nadie quiso aportar para la adquisición del presente (sic)”.

Zapata se refiere a los tres mil 500 soles que obtuvo de su sobrino, Óscar López Meneses (ex operador de Vladimiro Montesinos) para el financiamiento del dichoso bastón. López Meneses – cuya vivienda fue beneficiaria de un irregular resguardo de la Policía en el actual gobierno – dice conocer a Humala hace mucho tiempo y haberlo ayudado en su campaña del 2006. Humala niega ambas aseveraciones.

Es de suponer que el mencionado objeto retornó a manos de Zapata con serias averías, pues éste reveló que había sido mandado a destruir por el mismo presidente y que le correspondió al general de Brigada EP Manuel Gómez de la Torre, director de Planeamiento de esa arma, agarrarlo a combazos antes de entregarlo.

Preguntado ayer al respecto, el primer mandatario no sólo confirmó la devolución, sino que también dijo:“Me han obsequiado como veinte bastones. Uno más o uno menos, no lo voy a extrañar. Lamento que sea esta situación de mi promoción. Así como es difícil ser familia del presidente, es difícil ser compañero de promoción de un presidente”.

Tres cosas sobre el particular. Primero, la torpe banalización que hace Humala de un símbolo tan importante como lo es el bastón de mando de Jefe Supremo de las FF.AA., emblema de la autoridad civil que subordina al castrense por mandato constitucional. Tener 20 bastones o 30 bandas presidenciales – es de suponerse – no autoriza a relativizarlos por lo que representan. Nadie se pregunta, por ejemplo, si la banda que se entrega al fin del mandato es la misma que se recibe al comienzo del mismo, pero su simbolismo exige respetarla como si fuera tal.

Segundo, innecesario también aludir a la dificultad de ser familia o compañero de promoción del presidente. Tales condiciones no tienen porqué generar suplicios o problemas en ninguna parte del mundo. Lo único que se pide es que no tengan ventajas sospechosas o prebendas digitadas desde las alturas. Nada más.

Y tercero, sería bueno saber quién o quiénes le regalaron los otros 19 bastones. Tenía sentido que lo hicieran los miembros de su promoción del Ejército. Pero, ¿quiénes se interesaron por ser obsequiosos con algo tan particular? ¿Algún proveedor de nuestras instituciones armadas, quizás? Digo, sería bueno despejar dudas luego de la experiencia de López Meneses. Sólo digo.

(*) Agenda Política - Diario Expreso - 14 de diciembre 2014

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan