Banner Tuvivienda
Domingo 21 de abril 2024   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Martes 06 de enero 2015

Vulnerabilidad de proyectos energéticos ante turbulencias políticas

Por: César Gutiérrez
Vulnerabilidad de proyectos energéticos ante turbulencias políticas
Foto: Difusión


César Gutiérrez, autor de estas líneas

Se afirma que la política en el Perú está disociada de la economía, no es correcto, la caída estrepitosa de la inversión del sector privado en el año 2014, es la mejor muestra. La desconfianza en la gestión ha sido el principal motivo de la retracción de capitales; no porque los inversores pensaran que iban existir cambios en el modelo, sino porque no veían capacidad gubernamental en: poder efectuar cambios legislativos necesarios, mantenerse firmes ante la protesta social y de gestionar administrativamente las decisiones en el tiempo oportuno. Hoy la situación es más complicada aún por las diversas acusaciones que se lanzan sobre el régimen, además de solo tener un horizonte real de 15 meses, pues las elecciones se darán a esa fecha.

Los proyectos en construcción del sector energía son tal vez los más vulnerables al trajín político diario, porque todos son de mediano y largo plazo. El gasoducto sur peruano (GSP) está previsto culminarse el 2019; la incorporación de la ciudad de Iquitos al Sistema Eléctrico Interconectado Nacional (SEIN), vía la línea Moyobamba-Iquitos se prevé para el 2020 y la Modernización de la Refinería Talara, se estima para el 2019; por citar los que mayor inversión significan. Lo importante será identificar los flancos débiles que pueden devenir en una paralización.

La Línea Moyobamba-Iquitos, tiene su gran dificultad en la aprobación de los estudios de impacto ambiental (EIA) y la licencia social en los procesos de consulta ciudadana previa que tendrá que afrontar; aquí corresponderá al gobierno darles todo el apoyo para salir adelante.

El GSP tiene más ruidos que nueces en la crítica, el modelo económico y el otorgamiento de la buena pro, están correctamente sustentados. Los concesionarios tendrán que trabajar intensamente para ganarse un espacio favorable en la opinión pública para blindarse del ataque del oportunismo político.

El caso del proyecto Refinería Talara es el más complicado, hay falta de transparencia en la información; su beneficio-costo aún no es explicado y lo más dificultoso, depende del tesoro público en el otorgamiento de garantías; que si bien es cierto están legisladas, en un cambio de gobierno las cosas podrán cambiar desfavorablemente.

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan