Banner Tuvivienda
Jueves 18 de abril 2024   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Martes 24 de marzo 2015

La revolución de los ciudadanos por la felicidad

Por: Mauricio Diez Canseco
La revolución de los ciudadanos por la felicidad
Foto: Peru.com

 

En mis viajes por todo el Perú, como empresario emprendedor, creando puestos de trabajo a nivel nacional o como presidente de la Fundación Rústica, llevando ayuda a los más necesitados o como candidato presidencial, escuchando la problemática del pueblo, he visto -y lo digo con tristeza- caras decepcionadas, caras desilusionadas, caras taciturnas, caras incrédulas, caras asustadas, caras afligidas, caras apesadumbradas, caras amargadas, caras lánguidas, caras pesimistas, caras compungidas, caras sin esperanza. Simplemente millones de caras largas. Gente cariacontecida.

Ni cómo decirle a esa gente -víctima de la traición de los políticos por los que votaron y que ahora sirven a sus propios intereses- ¡A mal tiempo buena cara! Esa es una utopía en las condiciones actuales donde campea la corrupción y la indiferencia, donde se promueve la desigualdad, una infalible asesina de sociedades; pero lo que sí podemos hacer es unirnos para iniciar una verdadera revolución que le cambie la cara a nuestro querido Perú. Es hora de una sociedad menos injusta y ciudadanos más felices, y eso lo vamos a lograr con la revolución de los ciudadanos por la felicidad. Para empezar, necesitamos una fuerte dosis de AMP (Actitud Mental Positiva).

Si cambiamos a los políticos fracasados y ponemos en su lugar a ciudadanos honrados y capacitados, vamos a cambiar las caras tristes y sin esperanza de las familias por CARAS FELICES.

Si cambiamos las retrógradas regulaciones del Estado para empresarios y microempresarios, vamos a cambiar las caras decepcionadas e incrédulas de los emprendedores por CARAS FELICES.

Si cambiamos la indiferencia de las autoridades ante los galopantes niveles de inseguridad que nos obligan a vivir en casas enjauladas, vamos a cambiar las caras asustadas y afligidas de la gente por CARAS FELICES.

Si cambiamos el hecho de que los mercados controlen a la sociedad y logramos que la sociedad controle a los mercados, vamos a cambiar muchas caras desilusionadas y pesimistas por CARAS FELICES.

Si cambiamos el obsoleto sistema educativo por uno moderno que les permita a los jóvenes poder trabajar profesionalmente mientras terminan sus estudios universitarios, vamos a cambiar las caras amargadas y compungidas de miles de jóvenes por CARAS FELICES.

Esa es mi propuesta: La revolución de los ciudadanos por la felicidad, un fenómeno social por el cambio que empieza ya. POR ESO ELEGÍ EL SÍMBOLO DE LA CARITA FELIZ

TAGS: MDC, 2016, Ciudadanía
Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan