Banner Tuvivienda
Lunes 13 de julio 2020   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Miércoles 06 de enero 2016

Confusiones S.A.

Por: Grover Pango
Confusiones S.A.
Foto: Difusión

 

Hay cosas que parecen ser lo mismo pero no lo son. Algunos caen en ello por ingenuidad, pero hay quienes trabajan con la evidente intención de confundir.

Tratar como si fueran iguales los casos de Lourdes Flores Nano, Anel Townsend y Susana Villarán, todas candidatas a vicepresidentas, es mezclar papas con camotes. Sus decisiones corresponden a signos distintos.

La trayectoria política de la señora Townsend ha sido siempre personal o tal vez familiar. Viene de ser acompañante de Pérez de Cuéllar en UPP, después Ministra del toledismo y luego funcionaria ad-hoc y defensora de la alcaldesa Susana Villarán en un reciente referéndum. Hoy con Acuña nos recuerda que algún fin justifica los medios.

En Susana Villarán encontramos esa permeabilidad insólita con que justifican sus devaneos los “progresistas” peruanos. Fue funcionaria de Barrantes, Ministra de Paniagua y luego Alcaldesa por uno de los “partidos” con que, por docenas, la izquierda nos enseña cómo se debe hacer política en el Perú. Ni esto ni su previo rol como Comisionada Internacional de los Derechos Humanos le han impedido eximir a Urresti de sus probables crímenes y ser su acompañante vicepresidencial.

Es evidente la diferencia con Lourdes Flores. En ésta hay una opción institucional, no personal; un compromiso de partidos políticos para la campaña y un eventual gobierno. No es Lourdes quien “se ubica”, sino dos organizaciones que pactan y a ese acuerdo concurren las personas, por muy importantes y poderosas que sean.

Esto hace la diferencia entre los proyectos partidarios y las aventuras personales.

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |