Sábado 17 de agosto 2019   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Miércoles 06 de enero 2016

Los últimos siete meses del Humalismo

Por: César Gutiérrez
Los últimos siete meses del Humalismo
Foto: Difusión

 

La atención de la clase política está puesta en el proceso electoral y las acciones del gobierno que influyan en él, como el reciente caso de los ascensos en las Fuerzas Armadas y Policía Nacional, que hacen dudar de la imparcialidad de las mencionadas o las observaciones hechas al Tratado de Extradición entre Perú y Francia, que genera la suspicacia que será el país de la Marsellesa el destino de refugio de la pareja presidencial tan pronto abandone el poder el próximo 28 de julio. Preocupaciones legítimas, pero que no son las únicas que deben ser foco de mirada, no hay que dejar de lado el manejo económico, donde aparte de la inflación y devaluación que ya deben ser materia de preocupación, están los megaproyectos en curso y los proyectos en cartera de Proinversión, que merecen escudriñarse para que no se conviertan en traba para el próximo gobierno.

De los megaproyectos en ejecución dos son los de mayor exposición pública y donde la actuación prolija, libre de suspicacias debe primar: el Gasoducto Sur Peruano (GSP) y la Modernización de la Refinería de Talara (PMRT).

El GSP está siendo materia de permanentes cuestionamientos principalmente por las declaraciones de funcionarios del Banco Central de Reserva (BCR) que opinan sesgadamente presentándolo como origen de alto costo de las tarifas eléctricas, lo cual no es cierto. La exigencia a nivel político debe ser que se garantice el suministro de gas natural para que este ducto pueda abastecer los 1,000 Megavatios (MW) termoeléctricos que se están culminando de construir en el llamado Nodo Energético del Sur.

El PMRT tiene como principal reto el cierre del financiamiento de 2,700 millones de dólares, los cuales deben cubrirse por la emisión de bonos, crédito de organismos financieros y de proveedores garantizados por agencias estatales de crédito para la exportación. El proceso tendrá que ser impecable para evitar problemas futuros.

Finalmente, en Proinversión hay tres proyectos que se han discutido 5 años sin que se arribe a conclusión alguna: ducto de gas licuado de petróleo (GLP) entre Pisco y Lima, Central Térmica de Quillabamba y Centrales Hidroeléctricas por 1,200 MW, sin consensos será un despropósito continuar adelante pues inexorablemente se paralizarán.

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |