Lunes 23 de septiembre 2019   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Lunes 06 de febrero 2017

[Alejandro Toledo] Historia manchada

"Esperemos que Alejandro Toledo se ponga a derecho, que regrese cuanto antes a defender su apellido ante la justicia. Que venga y de la cara a las personas que lo siguieron políticamente durante todos estos años; al igual que a todos los peruanos por manchado la investidura presidencial. Esto no puede quedar así; el pueblo peruano merece respeto. Se tiene que sancionar por ende, con la mayor dureza, este acto de corrupción que constituye una burla al peruano de a pie. ", señala Jorge Luis Martínez
[Alejandro Toledo] Historia manchada
Foto: Difusión


Jorge Luis Martínez, autor de estas líneas

“Nunca en mi gobierno se recibió ninguna coima de ninguna empresa brasilera” dijo categórico el expresidente Alejandro Toledo tiempo atrás. La noticia que se propaló el viernes pasado fue igual de categórica: constituye la prueba que el político que presidió el Poder Ejecutivo entre julio de 2001 y julio de 2006 recibió una coima de varios millones de dólares. Y manchó la investidura presidencial con este acto que constituye razón de vergüenza nacional e internacional.

Alejandro Toledo surgió en la política peruana como opositor al fujimorismo en las postrimerías de este régimen. Se enfrentó a Alberto Fujimori dando muestras de valentía, enarbolando las banderas de la democracia y las de la lucha contra la corrupción. La Marcha de los Cuatro Suyos lo propulsó, quién podría decir lo contrario, a la Presidencia de la República en el 2001. Asumió el poder con grandes auspicios, suscitando gran expectativa. Sin embargo, pronto su gobierno resultó controvertido; algo que se reflejó en la baja aprobación que le asignó a lo largo de su lustro de gobierno el ciudadano de a pie. Hizo gala asimismo de una conducta personal discutible. Sus viajes cada semana a Punta Sal, la negación de paternidad a su hija cuando bregaba por la presidencia y el reconocimiento forzado siendo Presidente, el avión parrandero y otras tristes anécdotas que giran en torno a su comportamiento constituyen la prueba. Y lo que es peor, Alejandro Toledo encontró en el controvertido personaje de Fernando Olivera a uno de sus mayores soportes (recordemos las famosas cartas al Vaticano; asunto en el que Fernando Olivera estuvo implicado).

Ahora, con esta vergonzosa noticia que continua dando la vuelta al mundo, con la prueba definitiva en su contra, Alejandro Toledo mancha con la tinta indeleble de la ignominia la historia de nuestra patria. Los entretelones de esta coima son inapelables. El expresidente reclamaba el cien por ciento del monto que la empresa Odebrecht se comprometió en hacerle llegar (35 millones de dólares en lugar de los 20 millones que recibió) y se convirtió de esa manera en un pobre pesetero.

Aquí no se trata de hacer leña del árbol caído. La justicia se encargará de ello. La historia, sin duda alguna, también. Lo que aquí nos preocupa es la situación de Perú Posible, partido político que el ex primer mandatario fundó. La situación de los miles de seguidores que cultivó este personaje por todo el país y el desencuentro entre la ciudadanía y los valores que fundan la democracia que este hecho puede suscitar. ¿Qué pensaran los adolescentes que en pocos años accederán a la mayoría de edad? ¿Hurtar es la salida que queda para avanzar por esa vía que se llama el progreso? ¿Si así roba el Presidente qué sucederá con el resto? He ahí nuestra preocupación. El sabor amargo que a muchos peruanos les deja el quehacer político. Ahora, todos los que claman por la renovación política, lo primero que tienen que pedir a gritos es la fumigación de la misma.

Esperemos que Alejandro Toledo se ponga a derecho, que regrese cuanto antes a defender su apellido ante la justicia. Que venga y de la cara a las personas que lo siguieron políticamente durante todos estos años; al igual que a todos los peruanos por manchado la investidura presidencial. Esto no puede quedar así; el pueblo peruano merece respeto. Se tiene que sancionar por ende, con la mayor dureza, este acto de corrupción que constituye una burla al peruano de a pie. A aquel que está sufriendo las consecuencias de los desequilibrios climáticos que castigan a nuestro país. A aquel que tiene que afrontar el sostenimiento de su hogar a diario. Esperemos que la justicia haga su parte.

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |