Banner Tuvivienda
Sábado 11 de julio 2020   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Lunes 20 de febrero 2017

El tiempo de la Posverdad

"Vivimos pues en los tiempos de la Posverdad. Cada día crecen las redes sociales y la masiva información lanzada al ciberespacio (entre imágenes, vídeos y noticias muchas de ellas falsas) es leída y compartida por cientos de millones de personas a lo largo y ancho del planeta. Estamos advertidos.", señala Jorge Luis Martínez.
El tiempo de la Posverdad
Foto: Difusión


El viernes pasado por la noche, mientras muchos peruanos se divertían y otros paseaban tratando de escapar del calor en el interior de sus hogares, una noticia remeció a la opinión pública, sacudió las redes sociales y se propagó como reguero de pólvora por el ciberespacio. Un hombre fuera de sí, antes de caer abatido, había asesinado a varias personas en un conocido centro comercial de un distrito del norte de Lima. La noticia consternó al ciudadano de a pie. No era para menos, el hecho constituía una verdadera tragedia. Sin embargo, en medio de la desazón, no faltó quienes haciendo uso de las redes sociales tergiversaron los hechos y anunciaron a su antojo el número de víctimas. Fue necesaria la declaración de un General de la Policía Nacional de Perú en medios televisivos para que la verdad se abriese finalmente paso.  

No quepa duda, el tratamiento que le dieron buen número de cibernautas a lo acontecido el viernes hace alusión a un término en boga a nivel planetario: la Posverdad. O la mentira emotiva, un neologismo, tal como se señala en Wikipedia, que describe la situación en la cual, a la hora de crear y modelar opinión pública, los hechos objetivos tienen menos influencia que las apelaciones a las emociones y a las creencias personales. Un vocablo que encuentra, de acuerdo a lo señalado por la prestigiosa revista inglesa The Economist, en el presidente estadounidense Donald Trump su máximo exponente a nivel planetario. Pues el primer mandatario norteamericano echa mano en forma frecuente de “afirmaciones que se 'sienten verdad' pero no se apoyan en la realidad” , anunciando una mentira asumida como verdad, o una mentira que se vuelve en otra mentira más profunda y exagerada. Algo que pasa con suma frecuencia en las redes sociales; lo que sucedió en muy buena cuenta este fin de semana luego de la tragedia en un distrito de Lima norte. El neologismo, que no aparece en el Diccionario de la Lengua Española, se ha abierto paso, y ya ha sido incluido en el Diccionario Oxford.

Un caso conocido en nuestra patria es el que concierne a lo sucedido días antes de llevarse a cabo la segunda vuelta en el marco de la última campaña presidencial. Entonces se dijo que Vladimiro Montesinos, quien purgaba y purga condena en la Base Naval del Callao, tenía en su poder un celular. Nada menos que un teléfono inalámbrico que le estaba sirviendo para influenciar desde su celda en el proceso electoral en curso. La noticia fue hecha de conocimiento público por los medios de comunicación tradicionales. Y enseguida se propagó por las redes sociales y afectó una candidatura presidencial. La noticia nunca se verificó a pesar de haber sido ventilada y propalada por los cuatro vientos a través de las cadenas de radio y televisión en el Perú.

En entrevista concedida en el curso del año pasado a un medio de comunicación español, Steve Coll, Decano de la Escuela de Periodismo de la Universidad de Columbia, dijo lo siguiente: “Se ha logrado explotar el sistema de automatización para difundir un alto número de noticias falsas (…) ciertos grupos ideológicos y comerciales (han logrado) explotar el sistema para difundir un alto número de noticias falsas. Un ejemplo notable, documentado por un profesor de la Universidad de Carolina del Norte, es el de una historia que aseguraba que el Papa Francisco apoyaba a Trump, y que fue compartida más de un millón de veces”. Resulta evidente, tomando en cuenta lo señalado por Steve Coll, que nos encontramos ante un serio problema de ética pública.

Vivimos pues en los tiempos de la Posverdad. Cada día crecen las redes sociales y la masiva información lanzada al ciberespacio (entre imágenes, vídeos y noticias muchas de ellas falsas) es leída y compartida por cientos de millones de personas a lo largo y ancho del planeta. Estamos advertidos.

 

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |