Lunes 23 de septiembre 2019   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Viernes 08 de diciembre 2017

El faraónico monumento a la fibra óptica de insignificante uso

Por: César Gutiérrez
El faraónico monumento a la fibra óptica de insignificante uso
Foto: Difusión


César Gutiérrez, autor de estas líneas

Concesión otorgada por el “humalismo” ha costado 323 millones de dólares a los peruanos.

El gobierno de Ollanta Humala fue prolífico en el otorgamiento de costosas concesiones: Línea 2 del Metro de Lima, con una inversión de 5,600 millones de dólares (MMUS$),  que anda a trompicones; el frustrado Aeropuerto de Chincheros, con costo constructivo del orden de 530 MMUS$; el fallido Gasoducto Sur Peruano, con inversión en construcción que bordeaba los 4,500 MMUS$ y además la Red Dorsal Nacional de Fibra Óptica, que ha tenido un costo de 323 MMUS$, ya en funcionamiento, pero con una utilización muy alejada de las proyecciones que se tenían y con el agravante de tener un costo de servicio anticompetitivo respecto a lo que hoy existe en el mercado de telecomunicaciones.

EL OPTIMISMO QUE ESTRUCTURÓ EL PROYECTO

El crecimiento inesperado de las telecomunicaciones desde el año 2006, sobre todo en la telefonía móvil y el uso de internet, conllevó a la necesidad de pensar en tener una interconexión nacional a través de una red de fibra óptica. Lo importante era tener una visión acertada como se desarrollaría el mercado, donde los operadores Movistar y Claro, comenzaron a experimentar presión por parte de dos actores muy agresivos, la chilena Entel y la vietnamita Bitel.

Desde el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones (MTC), proyectaron como solución una infraestructura que interconectara prácticamente todas las ciudades del país, que se le denominó Red Dorsal Nacional de Fibra Óptica (RDNFO),  con una extensión de 13 mil kilómetros ( 5 veces la distancia entre las fronterizas regiones de Tumbes y Tacna). Ambiciosa pretensión de interconectar 22 capitales regionales y 180 capitales provinciales.

CONCESIÓN CON UN SOLO POSTOR

La concesión se otorga en diciembre del 2013, luego de un proceso, donde presentó oferta un solo postor, el Consorcio TV Azteca-Tendai; donde el protagonista era el grupo empresarial capitaneado por el mexicano Ricardo Salinas Pliego; propietario de TV Azteca, Banco Azteca y la conocida cadena de electrodomésticos Elektra. El precio fijado por el servicio a prestar fue fijado por el MTC en 23 US$ por cada Megabit por segundo (MGBS) a transmitir por la red, que llevaría señales de telecomunicaciones: audio, data, etc.

La construcción se planificó en 6 entregas, la primera programada al noveno mes desde el inicio del contrato y la última en el mes 24. La concesión se otorgó por 20 años y los pagos a favor del concesionario se empezaron a hacer al trimestre siguiente de cada entrega, previsto en pagos trimestrales en todo el período de la concesión. La obra total ha sido puesta en servicio en julio del 2016.

LA REALIDAD TRAJO POR LOS SUELOS LOS ESTIMADOS DEL MTC

Las previsiones del MTC del uso de la RDNFO, se han encontrado con un mercado donde los operadores han desplegado red propia, destacando en esta tarea la vietnamita Bitel, con un tendido de 9,521 KM (73% de la RDNFO) y donde para ser competitivo el precio a pagar por el uso de red está entre 10 y 15 US$/MGBS, es decir entre 57% a 35% menos costoso que la tarifa inicial del MTC que estará vigente según contrato hasta el 2021.

En estas condiciones el porcentaje de utilización de la RDNFO es de tan solo el 18% de lo previsto para este año, y ya se está pagando al concesionario, con recursos del Fondo de Inversiones de Telecomunicaciones (FITEL), tanto por las inversiones en la infraestructura desplegada (RPI) como  por el mantenimiento y operación (RPMO).

A estas alturas, somos testigos de una faraónica obra que se cancelará con recursos que el consumidor paga a las prestadoras del servicio y éstas derivan al

FITEL.

EFECTOS DEL DESPROPÓSITO DEL MTC

Estamos ante una proyección errada del MTC, injustificable dado que en tan solo tres años de firmado el contrato de concesión ya encuentra divergencias con la realidad. Por las variables que se consideraron para calcular la retribución al concesionario, éste tiene un retorno de inversión sobre su capital del orden del 33% que tendremos que pagar por una red de uso magro, que por el precio de venta de su servicio no es atractiva para ser contratada y que no hay ningún incentivo para revertir la situación.

OSIPTEL HA CONVOCADO A AUDIENCIA PÚBLICA PARA TRATAR EL TEMA

El MTC dada la gravedad de la situación, la cual no ha tenido mayor cobertura mediática, solicitó al Osiptel una opinión la cual ya ha sido publicada en el portal del regulador, para recibir opiniones durante el presente mes de diciembre a la vez que ha convocado a una Audiencia Pública para el 19 de los corrientes.

No será fácil salir del entrampamiento, más aun cuando según el informe de Osiptel, el concesionario TV Azteca no ha mostrado mayor interés en remitir información de detalle que ha sido solicitada para afinar el diagnóstico y evaluar posibilidades de solución.

LA CONTRALORÍA DEBE INTERVENIR

Es imprescindible que la Contraloría General de la República, intervenga investigando todo lo actuado, es demasiado dinero para tener una infraestructura ociosa. No puede ser posible que las diferencias entre lo proyectado y la realidad sean tan grandes. Además hay hechos atípicos como que el contrato haya sido firmado seis meses después de otorgada la buena pro y luego se hayan firmado tres adendas.  

Una tarea más para el “gobierno de lujo” y para el ministro del sector, que entusiastamente desde la Confiep, dicen que debería clonarse. 

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |