Jueves 18 de enero 2018   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Martes 26 de diciembre 2017

Economía paralizada hasta que se solucione crisis política

Por: César Gutiérrez
Economía paralizada hasta que se solucione crisis política
Foto: Difusion

Cerramos el año 2017 con el peor escenario económico de los últimos diecisiete años, hay un cambio severo en las perspectivas que se tenían hace dos semanas, cuando se pensaba que por mejores condiciones económicas internacionales, en el 2018 podíamos aspirar a un crecimiento del 4%.  El origen, la gravísima crisis política creada por el gobierno en su intento de sobrevivir a la vacancia presidencial que se planteó desde el Congreso.

Habrá cientos de ensayos sobre lo acontecido en el terreno político, para la economía hay una realidad insoslayable, se ha perdido confianza en el manejo del gobierno y se vuelve impredecible el futuro en el corto y largo plazo.

En el corto plazo, desde el inicio de esta gestión se heredaron problemas sectoriales, tanto en la gestión de mercados, como el caso de las eléctricas y distribución de gas natural; así como en concesiones, caso del Gasoducto Sur Peruano, Aeropuerto de Chinchero y Línea 2 del Metro. No solo no ha habido soluciones, sino hasta frustraciones como el gasoducto y el aeropuerto cusqueño. Iluso es pensar que en las condiciones actuales los temas pendientes de resolver puedan ser solucionados, pues hay partes en conflicto y la suspicacia sobre las decisiones con sesgo será muy grande.

En el mediano plazo, difícilmente se van a poder otorgar concesiones. El modelo peruano basado en inversión íntegra o parcial con cofinanciamiento estatal, para recuperarse en mensualidades en un horizonte de largo plazo, requiere confianza que los contratos suscritos no sean cuestionados. No serán suficientes las garantías de estabilidad contractual y de solución de controversias en tribunales arbitrales internacionales. Estos mecanismos son vistos por los inversores como excepcionalidades, pero desde hace por lo menos 12 años se ha vuelto el hecho rutinario en el país, peor aún con un gobierno tan debilitado como el actual.

 Para la salida política no bastará un relevo ministerial; ni esperar un blindaje fujimorista en sus alas Keikistas y Kenjistas, a los posibles delitos cometidos por el mandatario. El problema será la movilización callejera, que puede devenir en la caída del gobierno; mientras tanto la economía estará inevitablemente en estado catatónico.

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |