Lunes 16 de septiembre 2019   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Martes 27 de marzo 2018

Martín Vizcarra, un nuevo inicio

Por: Jorge Luis Martínez
Martín Vizcarra, un nuevo inicio
Foto: Difusión


Mg Jorge Luis Martínez, autor de estas líneas

Martin Vizcarra juró el último viernes como Presidente de la República y sustituyo así al renunciante Pedro Pablo Kuczynski. Enseguida, en un mensaje sucinto dirigido a todo el país dijo lo siguiente: “Lo que ha sucedido debe marcar el punto final de una política de odio y confrontación, que no ha hecho otra cosa que perjudicar al país. (…) Tenemos la obligación de dar respuestas a las muchas necesidades, demandas y aspiraciones de cada uno de los peruanos, y no enredarnos en peleas encarnizadas que terminan haciendo un enorme daño al Perú”. Algo muy cierto, la política de enfrentamiento trajo consigo esta crisis que dio cuenta de Pedro Pablo Kuczynski tan solo 19 meses después de asumir el poder, El odio y la confrontación, resulta evidente nada bueno trae para los actores políticos y, sobre todo, para nuestro país.

Así las cosas, cabe preguntarse sobre lo que debe hacer nuestro flamante presidente. No cabe duda que lo primero que tiene que hacer Martín Vizcarra es conformar un gabinete ministerial  presidido por un político, hombre o mujer, con representatividad y experiencia. Uno que posea conocimiento sobre la manera de conducirse con el Poder Legislativo, y que además sea operativo en el aparato gubernamental. Nada más, pero nada menos tan solo para comenzar. Dicho esto, no está demás señalar que el nuevo presidente tan solo tiene un poco más tres años ante él. Dado este horizonte de tiempo, desde esta tribuna nos atrevemos a dar algunos consejos en dirección del presidente Martín Vizcarra a fin de que no solo inicie con buen pie su presidencia, sino que también pueda afianzarse en el poder por el bien del país y de todos los peruanos:

En lo político, le aconsejamos que entable una comunicación permanente entre los poderes del Estado a fin de evitar en adelante, no está demás reiterarlo, la polarización que se produjo entre el Ejecutivo y el Legislativo; en tal sentido, habrá que evitar declaraciones políticas de confrontación, pues estas solo crean animadversión y a nada bueno se llega entre ambos Poderes. Retomar la Política es por lo tanto lo primero que debe hacer este nuevo Gabinete y dejar de lado a esos asesores que solo han buscado la confrontación. Otro punto importante concierne al hecho que el Gobierno debe mostrar celeridad en la lucha contra la corrupción, caiga quien caiga, dando muestras de transparencia en la lucha frontal que amerita este flagelo de nuestra sociedad. Otro punto, en extremo sensible, es el referido a la seguridad pública. Habrá que mejorar el equipamiento de las fuerzas del orden e incrementar la presencia policial en las calles para poder combatir la delincuencia, además de introducir cambios en la legislación a fin de elevar el nivel de protección de los custodios de la seguridad pública.

En lo económico, el nuevo presidente debe comenzar con un plan de austeridad para los meses que viene. Es necesario un verdadero sinceramiento en las planillas del aparato del Estado, así como en lo referente a las consultorías de cada entidad pública, que en no pocos casos han significado muchos millones. Habrá que evitar toda publicidad estatal; la cantidad de dinero que se consagra a ese rubro es impresionante. Hay que poner coto a tal malgasto y canalizar ese dinero a la atención prioritaria de la salud pública, un sector tan venido a menos. Otro tema importante consistirá en destrabar de una vez los ocho mil millones de dólares en proyectos para que la economía se ponga nuevamente en marcha; el presidente debe hacer esto echando mano, si la situación lo exige, de decretos de urgencia. Otro punto importante consistirá en dedicarse al tema de la reconstrucción del norte. El ministro de Vivienda, como encargado de la reconstrucción, debe liderar la ejecución de esta urgente tarea. Asimismo, la situación así lo exige, el Ejecutivo tendrá que liderar lo relativo a los proyectos mineros, pues, tal como lo señalo Pedro Pablo Kuczynski en su último mensaje a la nación, “esto favorecerá la ejecución de importantes proyectos mineros en los próximos dieciocho meses como Quellaveco, Michiquillay, Mina Justa y Corani que solo entre ellos suman una inversión de diez mil millones de dólares”. Materialización en este campo es el mandato.

Dicho esto, en esta segunda etapa del periodo presidencial 2016-2021 a cargo del señor Martín Vizcarra, depositamos esperanzas de que nuestro país avance por un mejor camino, principalmente en el plano político. La esperanza no carece de fundamento. La experiencia exitosa del nuevo presidente, hombre de reconocida sensibilidad social, en su rol de gobernador regional en Moquegua, es fuente de buenos augurios sobre lo que puede plasmar a nivel nacional. Esto y el hecho de que haya señalado el fin del odio y las confrontaciones nos hace pensar que los peruanos podemos sentar en los tres años por venir las bases de un país con un futuro mejor. A llegado la hora de ponerse a trabajar, de una vez, el tiempo apremia. 

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |