Banner Tuvivienda
Jueves 24 de septiembre 2020   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Miércoles 22 de agosto 2018

Un Tartufo en el Ejecutivo peruano

Por: Jorge Luis Martínez
Un Tartufo en el Ejecutivo peruano
Foto: Difusión


Mg. Jorge Luis Martínez, autor de estas líneas
 

“Al contrario, el sistema de elección que hemos propuesto, en macrorregiones para los treinta senadores [el proyecto de ley del Ejecutivo habla de macrodistritos] y en microdistritos electorales para los cien diputados, implica una mejor distribución de los diputados en el interior de las propias regiones para que haya mejor representación que en la actualidad”, dijo el Premier César Villanueva el pasado fin de semana, en el marco de una penosa entrevista en la que mostró un desconocimiento total de la realidad política del país.

¿Quisiéramos saber dónde están las microrregiones y los microdistritos que menciona el Premier?, ¿dónde?: no existen. Lo que muestra que César Villanueva olvida que el proceso de fusionar departamentos fue rechazado de plano por la población, cuando en el año 2005 se convocó al referéndum de miras a la integración y conformación de regiones. Un proceso en el que en quince de los dieciséis departamentos la ciudadanía votó en contra de la fusión territorial para formar macrorregiones. Un hecho obviado por el Ejecutivo, pues este quiere forzar al Parlamento a convocar, como sea, un referéndum en el curso del mes de octubre. Algo que nos parece fuera de lugar, pues cuestión de plazos aparte, podemos decir que en lo que concierne a los proyectos enviados por el Ejecutivo al Parlamento, tal como se verá más adelante, ni un estudiante de primer año de Derecho lo hubiera hecho peor.

Así las cosas, es pertinente señalar al responsable de enviar estos proyectos y de inducir al ridículo a su jefe (el Premier en este caso): el ministro de Justicia; vale decir, el asesor legal del gobierno, quien ha demostrado una completa incompetencia a la hora de ejercer responsabilidades en el cargo. Para comenzar, en lo que respecta a los dos proyectos de ley completamente incompatibles: el que concierne al Congreso unicameral y al Congreso bicameral. Hay artículos en los proyectos concernientes al Congreso de la República que se contradicen, ¿unicameral o bicameral?, ¿quién entiende esa improvisación? Algo que muestra una completa improvisación y falta de capacidad en la elaboración de los mismos. ¡Cielo santo!, ¿Habrá revisado estos proyectos de ley el ministro de Justicia?, ¿fueron revisados en el Consejo de Ministros antes de ser enviados al Parlamento, artículo por artículo, tal como se estila? Si la respuesta es no, sería terrible. Si es lo contrario, nos encontraríamos en una peor situación. Una comisión parlamentaria seria no haría otra cosa que enviar al tacho estos proyectos sobre la bicameralidad y la no reelección de congresistas.

“Es que la lógica de la elección para los diputados pasa por la representatividad, por lo que resulta coherente que el elector haga uso del voto preferencial para que elija a quien lo representará mejor; a diferencia del Senado, donde se busca fortalecer la gobernabilidad”, añadió suelto de huesos en la entrevista César Villanueva, dando muestras de que habla sobre lo que no conoce. Pues le cuesta entender que el voto preferencial ha sido dañino justamente para los partidos políticos; ¿no sabe que muchos de los congresistas elegidos se han conocido el día de su juramentación? Ignora acaso que muchos analistas políticos sostienen que el voto preferencial ha sido pernicioso para la elección de los Representantes Parlamentarios. No sabe que en los primeros lugares de la mayoría de listas al Congreso de la República (sobre todo las de aquellos partidos o movimientos que aparecen o desaparecen cada lustro) están las personas que han aportado más dinero o a fin de usar de manera indebida la inmunidad parlamentaria al tener problemas pendientes con la justica.

Señor César Villanueva, usted está a tiempo de rectificar. No se convierta en el hazme reír dela política nacional. No se haga instrumento de la incompetencia de un funcionario caradura e impostor, que a fines de julio de este año hizo hacer el ridículo al mismísimo Presidente de la Republica y a todo su Consejo de Ministros. De esa suerte de Tartufo de Moliere que anda por el Ejecutivo, mostrando que mucho daño se puede hacer mal aconsejando y, en buena cuenta, mintiéndole no solo a quienes lo escuchan, sino también a todo el país.

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |