Martes 17 de septiembre 2019   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Jueves 06 de septiembre 2018

La política peruana o la lógica del absurdo

Por: Jorge Luis Martínez
La política peruana o la lógica del absurdo
Foto: Difusión


Mg Jorge Luis Martínez, autor de estas líneas

“Les digo a Tacna y al Perú que no me van a doblegar, continuaremos en el rumbo que hemos trazado en 28 de julio (…) hagan lo que quieran, hagan lo que puedan, pero no podrán con el pueblo del Perú que se ha decidido a combatir la corrupción”, esa fue la arenga del Presidente Vizcarra en Tacna hace pocos días mientras la población le pedía que cerrara el Congreso. Lo dice, a sabiendas de que el hombre que preside un país está para liderar y poner paños fríos donde hubiera inestabilidad, pues es la inestabilidad la que genera bajones en la economía.

No obstante, después, en Madre de Dios, dice lo siguiente: “Insistiremos con el referéndum. Y si finalmente hay inconvenientes y demoras exageradas en el Congreso de la República —aunque yo confío que van a aceptar y acatar la voluntad popular—, lo haremos a través de la recolección de firmas. A través de padrones que podemos firmar. Estoy seguro que el pueblo, si ve que el Congreso demora la decisión, no tiene ningún problema para a través de planillones alcanzar las firmas necesarias”. Olvidando que el presidente en su calidad de Jefe del Ejecutivo no puede presionar a otro Poder del Estado; peor aún, si los proyectos de ley que hizo llegar en el marco de su discurso del 28 de julio estaban mal redactados.

Máxime si ahora, en el Congreso de la República, se tienen que rehacer los susodichos proyectos de ley, a fin de que sobre textos acordes con el nivel que se exige se lleve a cabo la consulta popular, pues el señor Martín Vizcarra ya creo la expectativa en la población. Olvidando, no está demás traer a colación, que a la hora de asumir el mando supremo en nuestro país dijo: “La división de poderes es la base de cualquier democracia, y es fundamental que ningún poder avasalle los derechos del otro. Los invoco a que sea el respeto, la tolerancia y el amor a la patria, los que marquen la dinámica de esta nueva etapa.”.

La política, señor Presidente, no es sinónimo de confrontación. No olvide que la historia política del Perú nos enrostra penosas situaciones que han sido consecuencia de fratricidas rencillas entre poderes del Estado. Estas situaciones, señor Martín Vizcarra, usted debe saberlo, han terminado no pocas veces en golpes de Estado, acontecimientos que no nos condujeron en su momento a nada. Tome en cuenta las enseñanzas de nuestra historia cuando, como cabeza del Ejecutivo, se dirija al otro poder del Estado.

Como si lo anterior hubiera sido poco, debo decir que el Presidente de la República también ha dado muestras de falta de criterio a la hora de decir que fue un error haberse reunido con la señora Keiko Fujimori. Ya que, para comenzar, los políticos siempre se reúnen. Y no está mal que las cosas sean así. A lo largo de nuestra historia, los políticos lo han hecho, en privado y asimismo ante los ojos de los demás. Eso no tiene nada de malo, ni de sedicioso, de ahí que lamentamos las declaraciones del señor Martín Vizcarra. Ha ocasionado toda una tormenta política en el curso de los últimos días, todo lo que se requiere, por si el presidente lo ignora, para crear inestabilidad. Un prueba de lo absurda que es la política peruana.

Y como si tampoco las declaraciones que debemos de traer a colación del señor Martín Vizcarra fuese poco, tenemos el cargamontón al Fiscal de la Nación Pedro Chávarry.  Algo, es pertinente señalar, a cargo de los mismos que apoyaron al renunciante PPK (ojo, renunció por un caso de corrupción). Vaya diferencia con lo que sucedió con el anterior Fiscal de la Nación. Este señor, quien prácticamente no hizo nada cuando explotó el escándalo Lavajato y dejó escapar al ahora prófugo de la justicia Alejandro Toledo, nunca recibió ninguna presión y no fue objeto de ninguna moción para que se vaya. Esto, a pesar de que en el Perú ni siquiera han sido detenidas diez personas a causa de este escándalo.

Una cosa curiosa que tiene que ver el ataque que es objeto el señor Pedro Chávarry es que este arrecia ahora que se inicia la acusación contra dos ministros allegados al renunciante Pedro Pablo Kuczynski. Nada es casual, al anterior Fiscal no lo importunaron porque nunca investigó a los amigos de las personas que han presentado la moción orientada a forzar a Pedro Chávarry a dar un paso al costado. La virulencia del cargamontón alcanza niveles de paroxismo ahora que se ha reiniciado la colaboración con la justicia de Brasil. Ahora que llegan más detalles desde Odebrecht sobre las coimas que tuvieron como destino al impresentable de Ollanta Humala, para quien, con el ánimo de que se haga justicia, esperamos  que pague con la cárcel sus delitos. Y pensar que hay canales de televisión que le dan tribuna a este sinvergüenza; ¡otro absurdo de la política peruana!

Mientras, como si toda esta concatenación de absurdos fuese poco, tenemos lo de la Reconstrucción del Norte que sigue esperando. Nos preguntamos, ¿acaso a las personas afectadas les interesa la bicameralidad o la no reelección de congresistas? Mientras, por el aumento de la anemia nadie responde. Mientras, el Presupuesto Público fue enviado al Congreso de la República con el aumento de la deuda; algo que deja en claro que el próximo gobierno recibirá una pesada herencia, pues nadie dice de dónde vendrán los futuros ingresos. Mientras, esperamos un Proyecto de Reforma Tributaria por parte del Ejecutivo. Que acabe de una vez por todas las rencillas y a seguir trabajando. Basta de absurdos.


Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |