Banner Tuvivienda
Lunes 06 de abril 2020   |   Contáctenos
PolíticaInternacionalesEntrevistasCulturalAstrología
REDES SOCIALES
Sábado 13 de octubre 2018

Papa Francisco expulsa a dos obispos chilenos acusados de pedofilia

Los obispos Francisco José Cox Huneeus, arzobispo emérito de La Serena, y Marco Antonio Órdenes Fernández, emérito de Iquique, han recibido el mayor castigo que un sacerdote puede recibir en la iglesia católica.
Papa Francisco expulsa a dos obispos chilenos acusados de pedofilia
Foto: Emol - Periodista Digital


Francisco José Cox Huneeus y Marco Antonio Órdenes Fernández, los dos obispos expulsados de la iglesia católioca este sábado 13 de octubre de 2018

Los obispos Francisco José Cox Huneeus, arzobispo emérito de La Serena, y Marco Antonio Órdenes Fernández, emérito de Iquique, han recibido el mayor castigo que un sacerdote puede recibir en la iglesia católica, han sido expulsados por abuso sexual a menores.

Fue el mismo papa Francisco, este sábado 13 de octubre, luego de la reunión que sostuvo con el presidente de Chile, Sebastián Piñeira, quien se encargó de dar a conocer la decisión que había sido adoptada por el papa el jueves 11 de octubre en contra de los dos sacerdotes.  

La nota oficial del Vaticano que acompañó el anuncio del papa señala que los obispos fueron expulsados del sacerdocio "como consecuencia de actos manifiestos de abusos a menores". La decisión, que se fundamentó en un artículo del documento de carácter disciplinar "Sacramentorum Santitatis Tutela", señala que la decisión “no admite recurso”.

El anuncio, hecho a propósito de la visita de Estado del primer mandatario chileno al Vaticano, es interpretado como un mensaje concreto de que el papa Francisco se ha propuesto aplicar con firmeza la "tolerancia cero" contra la pedofilia en el país del cono sur latinoamericano.

El obispo Francisco José Cox Huneeus, de 85 años, reside desde hace 16 años en una casa de la Congregación de Schoenstatt (Alemania). Ahí cumple la sentencia canónica de permanecer en "oración y penitencia" por haber sido autor de abusos.

En cuanto a Marco Antonio Órdenes Fernández, de 53 años, obispo de Iquique de 2006 a 2012, cuando se desató el escándalo que lo involucró, tuvo que dimitir al cargo tras la denuncia de reiterados abusos sexuales a un menor.

Al parecer, debido a la gravedad de las denuncias en su contra, ambos sacerdotes fueron expulsados sin que se lleve a cabo un juicio canónico.

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |