Sábado 23 de marzo 2019   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Martes 19 de febrero 2019

Conocer la dinámica de nuestro territorio amplia la visión de nuestra realidad

Por: Oscar Guzmán Charcape
Conocer la dinámica de nuestro territorio amplia la visión  de nuestra realidad
Foto: Difusión


Fuente: Dr. Hernando Tavera - Escenario de Sismo y Tsunami  en el Borde Occidental del Perú- 2014

El conocimiento de la dinámica física de un territorio ayuda a comprender el porqué de los fenómenos naturales recurrentes. Nos da las bases para llevar a cabo, mediando los análisis especializados, los estudios que concluyen en los llamados Planes de Prevención de Desastres, documentos orientados a ofrecer alternativas para mitigar los estragos que dejan tras de sí estos fenómenos, convertidos, no pocas veces, en verdaderos flagelos de la naturaleza.

Dar a conocer algunos conceptos y aspectos básicos de la dinámica física de nuestro territorio se torna por lo tanto en una tarea necesaria. Algo en lo que, a través de unas líneas, deseo contribuir, comenzando por señalar que el Perú, país ubicado en la parte occidental y central de América del Sur, es un lugar de alto riesgo en lo que respecta a los fenómenos naturales. Estos se producen con frecuencia, de forma repentina, y afectan la infraestructura urbana y rural de centros poblados involucrados, poniendo en jaque el buen andar de las actividades económicas que las sostienen.

Su ubicación en el borde occidental de América del Sur, exactamente en los lugares donde convergen, conflagrando, las plazas de Nazca (Oceánica) y la Sudamericana (Continental), a velocidades promedio de 7-8 cms por año, explica la geodinámica y geomorfología de todo el territorio peruano. Los sismos de diversas magnitudes que se producen en el Perú están asociados a la fricción de ambas placas, a la deformación cortical a niveles superficiales y a  la deformación interna de la placa Oceánica por debajo de la Cordillera, tal como lo muestra la gráfica que encabeza estás líneas.

Dada la centralidad de la dinámica de colisión de estas dos gigantescas placas (Nazca y Sudamericana) en los diferentes ámbitos de la vida en nuestra patria (social, cultural, económico y político, entre otros), conviene, a través de estas líneas, compartir algunos conceptos a fin de prepararnos para encarar otras reflexiones a través de esta tribuna.

Para empezar, los conceptos de cuatro fenómenos naturales que en forma recurrente se producen en nuestro país; a saber, los conceptos de sismo, inundaciones, aluvión y maremotos. Luego, las definiciones de tres indicadores claves a fin de evaluar y prever las consecuencias de la ocurrencia de alguno de los fenómenos cuya definición compartiremos.

Cuatro fenómenos naturales recurrentes

Un sismo no es otra cosa que la liberación súbita de energía generada por el movimiento de grandes volúmenes de rocas en el interior de la Tierra, entre su corteza y manto superior. Una energía que se propaga en forma de vibraciones a través de las diferentes capas terrestres, incluyendo los núcleos externo o interno de la Tierra.

En lo que respecta a las inundaciones, podemos decir que estas hacen referencia a los desbordes laterales de las aguas de los ríos, lagos y mares. Las aguas, desbordando, cubren temporalmente los terrenos bajos, adyacentes a las riberas, llamadas también zonas o terrazasinundables. Suelen ocurrir en épocas de grandes precipitaciones, marejadas y maremotos (tsunami).

En cuanto al aluvión, podemos decir que alude al desplazamiento violento de una gran masa de agua con mezcla de sedimentos de variada granulometría y bloques de roca de grandes dimensiones. Esta masa se desplaza con gran velocidad a través de quebradas o valles en pendiente, debido a la ruptura de diques naturales y/o artificiales o desembalse súbito de lagunas, o intensas precipitaciones en las partes altas de valles y quebradas.

Los maremotos son ondas marinas producidas por un desplazamiento vertical del fondo marino como resultado de un terremoto superficial, por una actividad volcánica o por el desplazamiento de grandes volúmenes de material de la corteza en las pendientes de la fosa marina, que podrían afectar a las ciudades del litoral donde se localizan partes importantes de la población en cotas muy cercanas al nivel del mar. El tsunami, término de origen japonés (Tsu: puerto y Nami: ola) que nombra a la fase final de un maremoto; vale decir, a la ola cuando llega a la costa, a un puerto.


Tres indicadores claves para evaluar y medir la ocurrencia de un fenómeno natural

El riesgo es la evaluación esperada de probables víctimas, pérdidas y daños a los bienes materiales, a la propiedad y economía, para un periodo específico y área conocidos, de un evento específico de emergencia.

El peligro es laprobabilidad de ocurrencia de un fenómeno natural o tecnológico potencialmente dañino en un periodo específico y en una localidad o zona conocidas. Su magnitud es identificada en la mayoría de los casos gracias a los útiles de la ciencia y la tecnología.

Y la vulnerabilidad es el grado de resistencia y/o exposición de un elemento o conjunto de elementos frente a la ocurrencia de un peligro natural o antrópico de una magnitud dada. Es decir, es la facilidad con la que un elemento (infraestructura, vivienda, actividades productivas, grado de organización, sistemas de alerta y desarrollo político institucional, entre otros) puede sufrir los embates de los fenómenos naturales recurrentes. Se expresa en términos de probabilidad, en porcentaje de 0 a 100.

Cabe señalar que el riesgo, el peligro y la vulnerabilidad se expresan en términos de probabilidad, entre 1 y 100. El riesgo (R) se estima o evalúa en función de la magnitud del Peligro (P) y el grado de Vulnerabilidad (V), teniendo en cuenta la siguiente relación probabilística: R = P x V

Habiendo adelantado estos conceptos, queda por decir en estas líneas que una de las tareas a realizar en el marco de una gestión gubernamental es afianzar la presencia permanente de una educación de prevención en los diversos niveles de enseñanza, a fin de coadyuvar a la disminución y mitigación de los fenómenos naturales recurrentes. Esto, en aras de evitar pérdidas de vidas, al igual que del potencial de las actividades económicas que las sustentan. No está demás decir que los organismos estatales y privados deben participar activamente en esta labor dado que eventualmente serán afectados en menor y/o mayor proporción por la ocurrencia de los fenómenos naturales.

 

Una recomendación final para los lectores: difundir y compartir estos conocimientos y conceptos básicos.

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
LO MÁS LEÍDO
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |