Martes 20 de agosto 2019   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Lunes 12 de agosto 2019

Conspiración en contra del interés nacional

Por: Gustavo Saberbein Chevalier, PhD.
Conspiración en contra del interés nacional
Foto: Difusión


Gustavo Saberbein Chevalier, autor de estas líneas

Lo último que se puede esperar de un presidente constitucional del Perú es que conspire y actúe en contra del interés general con el fin de favorecer su propio interés.

Es lo que desprende con toda claridad cuando uno escucha los audios recientemente divulgados de un conciliábulo político realizado hace poco en la ciudad de Arequipa en donde se reunió el presidente Vizcarra con un grupo de gobernadores del sur del país caracterizados por tener una línea política de izquierda radical, con el propósito de maniobrar políticamente en contra del interés nacional y a favor de intereses políticos mutuos. Por cierto, se trata un audio en el que se comprueba la traición del presidente a su mandato constitucional.

Un presidente no puede reunirse a espaldas del país para: 1) discutir una nueva ley de minería, 2) anular la licencia de construcción de un proyecto de inversión otorgada por autoridades nacionales competentes, y 3) echar paños tibios a las protestas de agricultores y aliados en las cercanías de Tía María, con el fin de postergar indefinidamente un proyecto minero, por medio de la toma de carreteras, con violencia y con suspensión de actividades productivas, en contradicción con el orden legal y el imperio de la ley, tal como ya sucedió en Cajamarca, por culpa de otro presidente incapaz y mal preparado como fue el de Humala.

Más aún, si el mandatario Vizcarra realiza esta conspiración política días antes de su anuncio de abandono de la presidencia, por su incapacidad para gobernar el país, tal como lo dijo en su mensaje del 28 de julio pasado.

Si Vizcarra fuera consecuente con esta incapacidad suya debería renunciar a la presidencia y dejar gobernar a su sucesora y si ella renuncia, a quién debe sucederle según nuestra Constitución.

El presidente Vizcarra abandona el timón cuando la nave democrática peruana pasa por grandes dificultades que pueden hundirla con el beneplácito de todos los que están a favor de esa posibilidad.

Vizcarra abandona el cargo de presidente para que otros políticos solucionen la crisis que atraviesa el país, por falta de políticos preparados, con proyecto nacional y liderazgo , y también por la polarización ideológica y política actual, que incluye el avance de Sendero Luminoso.

No se puede discutir una nueva ley de minería si el gobierno no convoca a todas las partes comprometidas en un proyecto de inversión privada, nacional o extranjera, con toda transparencia y previa publicación pública del borrador que tiene en manos.

Es decir convocando a representantes calificados de: 1) el gobierno nacional en sus diferentes expresiones incluyendo la tributaria 2) los inversionistas, y 3) los trabajadores del campo que velan por la defensa de su medio ambiente.

Tampoco el Ejecutivo que preside Vizcarra puede proporcionar una licencia de construcción sin mayor estudio y luego dar marcha atrás de modo disfrazado por temor a una protesta que ha devenido en acto político en el Sur del país y que hoy forma parte de la plataforma electoral de una izquierda radical, violenta y anti-minera, que como país no debemos adoptar si pensamos en un progreso en libertad, sostenido, justo y culto para el Perú.

Por último, las promesas irresponsables y paños tibios de Vizcarra para levantar temporalmente la protesta agrícola de los agricultores del valle del Tambo, sólo contribuyen a retrasar solución del problema de fondo.

Gustavo Saberbein, PhD.

Chicago, 11 de agosto de 2019

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |