Banner Tuvivienda
Miércoles 22 de enero 2020   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Martes 03 de diciembre 2019

Unas del cal, otra de arena

Por: Fernando Valdivia Correa.
Unas del cal, otra de arena
Foto: Difusion

 

SORPRESA, INDIGNACIÓN Y SOSPECHA. Lo primero, desde hace unos años las elecciones para la Junta Directiva del Ilustre Colegio de Abogados de Lima se realizan fuera de su local institucional, principalmente en centros educativos con gran capacidad (aforo). Así fue precisamente la penúltima elección (2017) en la que resultó ganadora -en segunda vuelta- la actual decana María Elena Portocarrero. Esta vez no tuvo por qué ser diferente. Sin embargo, sorprendió que la Junta Directiva -u órgano encargado- no hubiere tomado las debidas precauciones para la reciente justa electoral llevada a cabo en el Colegio Guadalupe, en la que participamos cerca de 67800 agremiados para elegir entre once candidatos al decanato; máxime si un día antes, la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) comunicó su no participación debido a anomalías presentadas con relación al Comité Electoral del CAL.

Indignación por el caos generalizado y sufrido por todos los votantes presentes, representando ello un maltrato innecesario hacia todos los abogados participantes o no. Como bien refiere La República (01.12.2019): “… (Sic)..., la falta de mesas de votación, la demora en iniciar el proceso, el desorden en los exteriores por las portátiles de los candidatos, la apertura de una sola puerta, y el exceso de publicidad en la entrada”. Horas después, y como si se tratara de una simple espectadora, la lacónica respuesta de la señora Portocarrero al mismo diario: “Habían cajas forradas en ánforas en plástico. Y hay cuestionamientos por las cédulas. O también porque el local no tenía la dimensión suficiente. Y hay videos (difundidos) que son muy tristes que han sido expuestos por los abogados. A las 11 a.m. no estaban abiertas las mesas de votación. Hay una gran diversidad de cuestionamientos. Yo acudí por la tarde y evidencié el malestar que sufrimos todos. Pero esto es responsabilidad absoluta del Comité. (...) Se aconsejó que sea virtual”. Penosa realidad vivida.

Y, si todo ello no fuera suficiente, resulta sospechoso que este fárrago eleccionario afectase directamente a uno de los candidatos con mejor opción al Decanato, el ex-Juez Supremo Javier Villa Stein. Más allá de las simpatías (o no) al señor Villa Stein, lo cierto es que se trata de una figura política incómoda a los intereses del señor Vizcarra. En sus propias palabras: “El Gobierno no quiere que yo ocupe esa posición, necesitarían una figura más dócil, más tibia. Yo soy conocido por ser más independiente. Después de un amplio escrutinio, mi personero me informó que nuestra candidatura ha sido respaldada ampliamente en todas y cada una de las 105 mesas del proceso”, agregando “El colegio es un organismo político. Es la opinión jurídica oficial del Perú y en estos momentos que no hay Congreso, no hay ONPE, ni radio, ni televisión, porque han intervenido el Instituto Nacional de Radio y Televisión del Perú (IRTP), quieren tomar el CAL, y eso no lo permitiría” (Expreso, 02.12.2019). Verdad o no lo dicho por el señor Villa Stein, no es extraña la intromisión del gobierno de facto en todas aquellas instituciones (públicas y/o privadas) que les resulte irritante para sus propios intereses (Vg. CONFIEP).

De manera no oficial,  la Asamblea del CAL se reunirá el próximo 6 de los corrientes para evaluar la nulidad de las elecciones pasadas. De ser así (Nulo el acto electoral), deberá convocarse en el más breve plazo a una nueva elección, esperando que esta vez -y en adelante- la misma tenga la solemnidad que una ORDEN BICENTENARIA como el Ilustre Colegio de Abogados de Lima se lo merece. Hagamos votos para que esto ocurra.

 

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |