Banner Tuvivienda
Lunes 30 de marzo 2020   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Miércoles 12 de febrero 2020

Urresti, un general nada sereno

Por: Fernando Valdivia Correa
Urresti, un general nada sereno
Foto: Difusion

 

Ni bien terminadas las elecciones complementarias del 26 de enero último, y con los sondeos de opinión que lo daban como virtual Congresista, Daniel Urresti espetó “He hablado con el alcalde de Los Olivos…., y me ha dicho que podría darle un trabajo al señor Mulder como jefe de Serenazgo”, en clara alusión al ex-parlamentario y figura indiscutible del Partido Aprista, ante la risotada de sus simpatizantes presentes y como no de cierta incomodidad de un sector de la población.

Entendemos la algarabía del ex-ministro humalista no solo por el gran respaldo popular en las urnas (más de 500,000 votos) sino por el amplio espaldarazo que significó su elección en favor de su agrupación partidaria. Además, como señala el politólogo Alonso Cárdenas “…., se maneja muy bien en los medios. Tiene un lenguaje sencillo que llega a la gente….., su ámbito de gestión está vinculado con la seguridad. Y se le ve como un hombre operativo, lejos del escritorio. Eso es bien valorado por la población” (La República, 11.02.2020). En síntesis, un tipo empático, risueño, irónico, contestalón, de esquina, con apariencia de rudo y a la vez sencillo al expresarse, y sobretodo un buen soldado.

¡Un momento, por favor!, este caballero no ha sido elegido como miembro del Ejecutivo, sino para legislar y fiscalizar los actos del precario inquilino de Palacio de Gobierno.

Y, aquí es donde precisamente se advierte este engorro: sus acciones y omisiones. En lo primero, el General (r) Urresti ha hecho del anti (Fujimorismo y Aprismo) su branding. Combate decididamente la corrupción, aunque su pasado lo coloca como ex-funcionario de un Presidente (Ollanta Humala) y ex-compañero de plancha presidencial (Susana Villarán) comprometidos seriamente en esta lacra delictiva (inclusive esta última se encuentra con prisión preventiva por presuntamente haber recibido dinero ilícito de la corrupta Odebrecht).

Otro cuestionamiento -del que pretende alejarse- es con el líder y fundador de la agrupación política que lo ha llevado a obtener su curul, José Luna Gálvez. Incluso, fue candadito a la Alcaldía de Lima con este mismo partido, quedando en un meritorio segundo lugar. En plena campaña congresal, Luna dijo estar con licencia indefinida. Culminada las mismas, apareció campante ingresando a Palacio de Gobierno, con el mismo Urresti. Algunas horas después, el Premier tuiteó haberse sentido incómodo con la presencia de Luna, respondiendo don Daniel compartir el mismo sentimiento.

Parafraseando el ámbito futbolero, Luna y Urresti no compartirán más el mismo camerino y menos ingresarán juntos al gramado de juego. Este último se desmarcará del primero, previendo que vaya a prisión (hay un pedido de la Fiscalía por 36 meses), además que en abril próximo empieza -nuevamente- su juicio por el caso Bustíos, y necesita del apoyo de Vizcarra (o mejor dicho de sus fiscales y jueces).

Y, en lo segundo, de relevancia sus omisiones, y varias, toda vez que mantiene un silencio sepulcral frente a cualquier cuestionamiento al señor Vizcarra o de alguno de sus Ministros. Ninguna opinión (ni siquiera un tuit) criticando la actual gestión (por ejemplo, con el luctuoso y negligente accidente del camión volcado en Villa El Salvador que se ha cobrado la vida de 26 personas).

Lamentablemente, esta actitud (doble rasero) del señor Urresti traerá consecuencias para el país. Su partido político, con o sin Luna, se alineará con el gobierno; es decir, no habrá control político alguno. Por su parte, fiel a su estilo confrontacional, seguirá “pechando” a los opositores (sin descartar a algún miembro de PP), manteniendo distraído a su electorado sabiendo que “es lo que le gusta a la gente”.

No está demás señor Daniel Urresti invocarle serenidad, holgura, trapío y no más tozudez, porque “valor es lo que se necesita para levantarse y hablar; pero también es lo que se requiere para sentarse y escuchar” (Sir Winston Churchill). Le tomamos la palabra señor General.

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |