Banner Tuvivienda
Lunes 19 de octubre 2020   |   Contáctenos
PolíticaInternacionalesEntrevistasCulturalAstrología
REDES SOCIALES
Miércoles 07 de octubre 2020

El Premio Nobel de Química 2020 para la francesa Emmanuelle Charpentier y la estadounidense Jennifer Doudna

Las creadoras de las revolucionarias «tijeras genéticas» CRISPR / Cas9, quienes, de acuerdo al jurado de la Real Academia de Ciencias de Suecia, «han reescrito el código de la vida».
El Premio Nobel de Química 2020 para la francesa Emmanuelle Charpentier y la estadounidense Jennifer Doudna
Foto: Difusión


El Premio Nobel de Química ha sido otoragdo este 2020 a la francesa Emmanuelle Charpentier y la estadounidense Jennifer Doudna, creadoras de las revolucionarias «tijeras genéticas» CRISPR / Cas9, quienes, de acuerdo al jurado, «han reescrito el código de la vida».

La técnica revolucionaria creada por el duo francés estadounidense permite cortar y pegar el ADN a voluntad y editar cualquier forma de vida con una sencillez, rapidez y eficacia extraordinarias. Mejorar cultivos e incluso resucitar especies es lo que permitiría el potencial de esta creación.

Es más, de acuerdo a la Real Academia de Ciencias de Suecia, esta tecnología contribuye al desarrollo de nuevas terapias contra el cáncer. Y puede hacer que sea posible, nada más y nada menos, curar enfermedades hereditaria. 

Los nombres de las dos mujeres galardonadas con el Nobel de Química este 2020 circulaban por los corrillos de la Real Academia de Ciencias sueca desde hace unos buenos años. Emmanuelle Charpentier, bioquímica y microbióloga de la Unidad Max Planck para la ciencia de los patógenos en Berlín, y el de Jennifer Doudna, profesora de química y biología molecular en la Universidad de California, Berkeley (EE.UU.), estaban siempre entre los que se nombraban a la hora de señalar a lo nobelizables. 

El descubrimiento de las tijeras genéticas, se señala fue fortuito. Emmanuelle Charpentier, durante sus estudios sobre Streptococcus pyogenes descubrió una molécula previamente desconocida, la tracrRNA. Su investigación mostró que es parte del antiguo sistema inmunológico de las bacterias, CRISPR / Cas, algo que desarma los virus al escindir su ADN. 

La francesa hizo publico su descubrimiento en 2011 e dio inició así a una colaboración con Jennifer Doudna, una investigadora con amplio conocimiento del ARN. Sumando fuerzas, las dos lograron recrear las tijeras genéticas de las bacterias en un tubo de ensayo y simplificaron sus componentes moleculares para que fueran más fáciles de usar. Algo que le ha hecho merecedoras del Premio Nobel de Química 2020. 

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |