Banner Tuvivienda
Martes 13 de abril 2021   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Lunes 01 de marzo 2021

Recuperemos el rol de la política y superemos la crisis

Por: Gustavo Saberbein Chevalier
Recuperemos el rol de la política y superemos la crisis
Foto: Difusión

 

A pocos días de haber celebrado en el Perú el 126 aniversario del nacimiento de Víctor Raúl Haya de la Torre, uno de los mejores pensadores y políticos del Siglo XX, un luchador social quien todo lo dio a cambio de nada, un peruano que trabajo sin descanso por el engrandecer el Perú y edificar una sociedad de pan con libertad, bueno es recordarlo y resaltar su legado, el mismo que aún sigue vigente y que hoy es propicio para salir de la grave crisis económica, moral y política en la que nos encontramos.

Tal como sabemos, Víctor Raúl, nació el 22 de febrero de 1995 en Trujillo hace 126 años. Haya, desde muy joven, se puso al lado de los más débiles, cuando el Perú era gobernado por pocas familias y la concentración de tierras, en el norte costeño, desplazaba al capital nacional de la actividad agrícola, ganadera, e incluso minera. Eran tiempos de los llamados enclaves exportadores.

Haya viaja de su tierra a Lima para estudiar en san Marcos. Aquí conoce y traba una relación estrecha con Manuel González Prada. En poco tiempo es elegido presidente de la Federación Nacional de Estudiantes. Y desde 1919 lucha por la jornada laboral de ocho horas y la emancipación del indio.

Desterrado por Leguía en 1922, Haya funda el APRA en México, el 7 de mayo de 1924, como un movimiento político continental. Más tarde, en 1930, propicia la fundación del Partido Aprista Peruano. En 1931, luego de la caída de Leguía, el PAP lo postula como candidato a la presidencia. Haya pierde en una contienda con fuertes visos de fraude. Mas tarde, en 1933, viaja hacia el exilio.

Durante este periodo de su vida conocemos al Haya del antiimperialismo, las nacionalizaciones de tierras e industrias, la justicia social, el Frente Unico, y la integración de América Latina.

En 1933, aparece en el escenario político de los EUA el presidente Franklin D. Roosevelt. Llega al poder con la esperanza de superar la profunda crisis en que su país se encontraba, como consecuencia de la gran depresión de los años 1930, y lo logra.

Para ello, Roosevelt desarrolla programas de obras públicas, impulsa el crédito agrario, propone la reducción de las deudas y la baja de las tasas de interés. Así mismo, crea la seguridad social para todos, pone en marcha programas de empleo, funda comedores populares, dispone el seguro para los ahorros bancarios, establece el salario mínimo, apoya la negociación colectiva, y plantea una política de buen vecino a toda América Latina.

Haya reacciona favorablemente ante la política económica aplicada por Roosevelt durante sus varios periodos de gobierno. En 1940, cuando el peligro nazi avanzaba en Europa, Haya publica el Plan para la Afirmación de la Democracia en las Américas, y llama a comprender el cambio extraordinario de la política americana. Entre otras propuestas, Haya plantea la creación del Banco de Exportación e Importación Interamericano, así como la constitución de una Unión aduanera y Comercial de América Latina con los Estados Unidos. Propuestas pioneras que más tarde se reflejan en la creación del BID y el lanzamiento de ALCA.

Por ese entonces, Haya presenta su tesis del Interamericanismo Democrático sin Imperio, resalta la conveniencia de saber tratar con la inversión extranjera y promueve la necesidad de la inversión privada. Haya sostiene también que, a diferencia de lo que sucede en Europa, en el Perú no se trata de quitar riqueza al que la tiene sino de crearla para el que no la tiene.

Cuando al término de su asilo en la embajada de Colombia debido a la persecución del gobierno de Odría, Haya vuelve a Europa después de 23 años. Haya interpreta el bipolarismo y denuncia el carácter de clase de la URSS y su acción imperialista. Haya critica también la conversión de la revolución cubana al comunismo ruso. Y por todo ello, se enfrenta a la extrema izquierda.

Más tarde llama su atención el poder nuclear, la ciencia de lo “inesperado” del físico Heisemberg, y anuncia la crisis terminal del marxismo, puesto que, en vez de liberar a la sociedad, el marxismo se había convertido en un nuevo tipo de opresión.

Luego Haya viaja a la Europa Nórdica, en donde encuentra un país sin analfabetos ni mendigos, ni muchachos sin educación gratuita, ni ciudadanos sin pensión de vejez, ni enfermos sin atención médica, ni tampoco barrios miserables. Se dá cuenta que en el mundo hay capitalismos distintos y comprueba que el pan con libertad es posible.

Al volver a Lima en 1969, Haya saluda el entendimiento de los militares de que el Perú necesita cambios. Pero critica las reformas impuestas desde arriba. Ante la propuesta del desarrollo auto sostenido y nacionalista militar, Haya afirma que ningún país subdesarrollado podrá salir del subdesarrollo sin la ayuda económica y tecnológica de los países avanzados.

Cuando el modelo militar reformista entra en crisis y los militares se ven ante la necesidad de retornar a la democracia, Haya no se niega a contribuir a la elaboración de una nueva Carta Política. Fue su último esfuerzo. Porque Haya muere pocos días después de firmarla, el 2 de agosto de 1979, a los 84 años de edad.

Haya no vivió lo suficiente para ver la crisis latinoamericana de la deuda externa de los anos 1980, la globalización neoliberal iniciada en 1980, la caída del muro de Berlín en 1989, ni tampoco los cambios científicos y tecnológicos que la sustentan.

Haya no estuvo presente para interpretar los cambios de la mala década para el Perú y toda América Latina de los años 1980. Década de la moratoria de México en 1982, la quiebra de sistema financiero chileno en 1983 y la imposibilidad de pago de la deuda externa en casi todos los países de América Latina.

No contamos con él para evaluar los riesgos que traía el abultado endeudamiento externo que encontramos a nuestra llegada al poder en julio de 1985, en momentos en que bajaban los precios de las materias primas y subían de manera significativa las tasas de interés en EUA y el resto del mundo desarrollado. Y, cuando los estragos causados por el Niño de 1983 y la demencial destrucción de nuestro acerbo de capital, por parte de Sendero Luminoso, superaban los estragos causados por los chilenos durante la guerra del Pacifico.

No advertimos los efectos de la quiebra de parte importante del sistema financiero estadounidense, provocada por la política de desregulación del presidente Reagan a comienzos de los años 1980, quiebra que a los ciudadanos americanos les costó más de 500 mil millones de dólares y una década superarla, la década de los años 1980.

A nosotros, en el Perú y en muchos otros países de Latinoamérica, estos graves problemas internacionales y errores de gestión publica por parte de nuestros gobiernos, nos costaron una década de alta inflación, de crecimiento productivo per cápita nulo, y la adopción de un nuevo modelo ideológico. José Stiglitz, ex vicepresidente del Banco Mundial y Premio Nóbel de Economía, ofrece una explicación similar a la nuestra, sobre lo sucedido en América Latina en los años 1980, que bien vale la pena leer en la Revista de la CEPAL, No 80, de agosto de 2003.

Por ultimo, Haya no vivió el siniestro y corrupto gobierno de Fujimori y Montesinos de los años 1990, ni tampoco, los gobiernos siguientes.

Ahora bien, el Perú vive hoy una grave situación económica, social y moral, tal como no la habíamos visto durante el transcurso de nuestra República, como producto del fracaso del neoliberalismo a nivel nacional y global, tal como sucedes en muchos otros países de América Latina.

Una grave crisis que tiene que ver, también, con el mal manejo económico de los últimos gobiernos, los efectos malignos de la corrupción pública y privada y el colapso de nuestra economía. Hoy, la política, es sinónimo de corrupción, burocracia, ineficiencia, altos sueldos públicos y motivo de gran desilusión nacional.

Para evitar el colapso de nuestra economía, la disolución social, el rebrote del terrorismo y el hundimiento de la democracia, el partido aprista, actualmente en proceso de renovación y relanzamiento, ha comenzado a trabajar en favor de la superación de la grave crisis económica, social y moral en que vivimos, en base a un plan de reactivación económica y social y de volver a darle a la política el importante rol que tiene en el desarrollo de los pueblos.

Estamos trabajando en este plan, de reactivación, al tiempo que estamos poniendo a un lado a la cúpula partidaria actual, que fue ganada por el neoliberalismo desde hace 30 años e hizo alianza con el fujimorismo.

Y todo ello, con el fin de incrementar el bienestar de los trabajadores manuales e intelectuales y de concertar voluntades a nivel nacional.

El APRA renovado, plantea el relanzamiento de la política como un derecho colectivo para enfrentar el futuro, como una forma pública de proponer metas a la sociedad, y como un espacio para concertar voluntades y atender el reclamo de nuestros pueblos.

Cómo no acordar voluntades para devolver con fundamento la esperanza al pueblo del Perú. Cómo no acordar fórmulas para aumentar el empleo, los salarios, y la productividad peruana. Cómo no asumir compromisos para atraer la inversión extranjera e incrementar las exportaciones. Cómo no ponernos de acuerdo para reformar la educación y la salud.

¿Es que no hay lugar para unirnos en contra de la corrupción y el aumento del narcotráfico? ¿No podemos acaso acordar soluciones para reformar la justicia y otorgarle seguridad al ciudadano?
`
Cómo no encontrar fórmulas concertadas de apoyo a la agricultura y la pequeña y mediana industria. Cómo no enfrentar unidos el contrabando, la evasión y la elusión de impuestos. Cómo no acordar soluciones sobre tantos otros problemas que afectan y preocupan a los peruanos.

Todos sabemos que en el Perú de hoy ningún partido o agrupación política que por si sólo puede gobernar el país. Es necesario que el próximo gobierno tenga mayoría política y social para que gobierne con estabilidad y fortalezca la democracia.

En un país en el que 90 % de los ciudadanos no pertenecen a ningún partido, y en el que el 70 % de la población laboral no tiene empleo estable, la sobre vivencia diaria de los peruanos ha pasado por la creación de organizaciones urbanas y rurales de todo tipo y tamaño, en las que ellos buscan solución a sus necesidades elementales.

Para realizar este trabajo necesitamos dialogar y buscar solución realista a los afiliados a las organizaciones agrarias, sindicales, profesionales, empresariales, de productores informales y comerciantes informales, de asentamientos humanos y comedores populares, entre muchas otras.

El aprismo peruano, como expresión política de cientos de miles de militantes y de millones de peruanos como simpatizantes, requiere dialogar y proponer ideas para ponerlas en práctica en el próximo gobierno, con independencia de que no postule a las próximas elecciones presidenciales, porque existe como movimiento político y se está reagrupando con nuevos liderazgos.

El APRA de izquierda democrática requiere intercambiar ideas con personas capaces y desinteresadas que puedan brindar su aporte profesional y técnico al Perú. Anhela, incluso, que las buenas ideas puedan ponerse en práctica desde ahora, si el gobierno actual tiene un gesto de grandeza y desea ahorrarle sufrimientos al pueblo.

Durante muchos años se estigmatizó a Alan García y a su primer gobierno por construir la primera etapa de un tren para la ciudad de Lima. De este tren se dijo de todo, menos lo que hoy se reconoce: que el tren eléctrico es un muy buen proyecto y que beneficia a decenas de miles de peruanos todos los días.

Durante el primer gobierno aprista gobierno aprista, no dejamos abandonada las obras empezadas por gobierno anteriores. Las obras que encontramos paralizadas las reiniciamos y culminamos. Allí están hablando por nosotros:

• En Arequipa, La Central Hidroeléctrica de Charcani V, de 35 MW que provee electricidad al Sur del Perú y ahorra anualmente millones de dólares en combustible.
• En Pacasmayo, la Presa de Gallito Ciego, que mejora el riego de 46 mil hectáreas e incorpora 16 mil nuevas.
• En Cajamarca, el proyecto hidroeléctrico de Carhuaquero, de 75 MW, que beneficia al norte del país e incluye una línea de transmisión eléctrica de 85 Km. de longitud.
• El Majes, la Presa de Condroma y la instalación de sistemas modernos de riego para la irrigación de las pampas de Majes.
• Y en Lima, el moderno Instituto nacional de enfermedades Neoplásicas, que es uno de los más modernos de América Latina.

El Perú no está perdido. En momentos en que el mundo sufre la pandemia y el descalabro económico, causado por el confinamiento sanitario, resulta que, las innovaciones científicas y tecnológicas y los grandes montos de capital abundan en el mundo y se encuentran prestos a aprovechar las buenas oportunidades de inversión que damos en el Perú, en el campo minero y tantos otros. Cuando empieza la competencia económica entre bloques continentales, y surge la China, la India y el Asia en general, el Perú vuelve a tener una nueva oportunidad.

Tenemos grandes recursos minerales y pesqueros que explotar, una costa con sol durante todo el año propicia para la agroindustria, y una gran biodiversidad que aprovechar. El turismo puede crecer de manera significativa, y la habilidad y bajo costo de nuestra mano de obra puede impulsar determinadas industrias, si sabemos atraer la inversión extranjera, educamos a nuestro pueblo y utilizamos las más recientes tecnologías.

Los miles de millones de dólares que remiten todos los años al Perú, los peruanos que han emigrado al exterior, suman ya un monto cercano al 2 % del PBI, y son importantes para colaborar con un crecimiento económico mayor y una mejor redistribución de ingresos.

El Perú pues, no está perdido. Y, más ahora, cuando el APRA de izquierda democrática, con independencia de la cúpula partidaria actual, se ha puesto en marcha para que nuestro país supere la grave crisis que afecta a millones de peruanos y progrese en libertad y con justicia social.

--------

Gustavo Saberbein PhD.
Chicago, 03-27-21

https://www.facebook.com/100004171777130/posts/1881628148652893/?d=n

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan