Banner Tuvivienda
Martes 13 de abril 2021   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Lunes 05 de abril 2021

Quien Sí, Quien No, Quien Nunca

Por: Fernando Valdivia Correa
Quien Sí, Quien No, Quien Nunca
Foto: Difusion

A poco más de una semana de las justas presidenciales, tenemos una campaña ralentizada no solo debido a la pandemia del Covid-19 (que de por sí es bastante preocupante no solo en nuestro país, sino alrededor del mundo), sino por el desmedido “cuidado” en la salud de todos los peruanos por parte del accidentado Gobierno Morado. A las restricciones de circulación que ya la teníamos, agregó algunas más en plena Semana Santa, imposibilitando que los candidatos (sobre todo aquellos con reales opciones de pasar a una segunda vuelta y/o de superar la valla electoral y/o colocar algún representante en el Parlamento) puedan y deban dirigirse personalmente a la ciudadanía. Desde luego que nuestro Presidente de transición sigue pregonando (cada vez menos creíble) que nada ni nadie moverá la fecha de las elecciones del próximo 11 de abril.

 

La gran interrogante, más allá de quienes serán los que alcancen el tan ansiado boleto de la segunda vuelta, es ¿por quién votamos?. O mejor dicho, por quien sí, por quien no, y desde luego por quien nunca hacerlo.

 

Empecemos por lo último. En esta categoría, dos son los candidatos a llevarse -de lejos- los razzie a la presidencia: Verónika Mendoza y Daniel Salaverry. De la primera, es ya conocida su cada vez mayor afinidad al chavismo (acaba de reconocer al dictador Maduro como interlocutor válido de la cada más paupérrima Venezuela) y de proponer el retiro progresivo de las Fuerzas Armadas del Vraem, mientras “festeja” la caída (abatido) del número dos del sanguinario grupo terrorista Sendero Luminoso, el malogrado camarada “Raúl”. Promete además bienestar a la población simplemente por el hecho de traernos una nueva Constitución Política, desalentando con ello la inversión privada que tanto -y más en el contexto post covid- vamos a necesitarla.

 

Del ex-presidente del Congreso es harta conocida su camaleónica carrera política. De haber militado y “cambiado de camiseta” en más de una oportunidad se declaró confeso fujimorista, hasta que -sí nuevamente- le tocó “morder la mano que le dio de comer” y se puso al servicio del entonces precario inquilino de palacio de gobierno, hoy investigado por la fiscalía y muy probablemente inhabilitado políticamente por el Congreso de la república, Martín Vizcarra Cornejo. Poco tiempo después, afloró el resultado: Lleva en sus filas como candidato 1 por Lima al ya conocido LAGARTO. Peor, imposible.

 

A la respuesta del por quien no votar, figuran notoriamente dos personajes políticos, uno más veterano que el otro, aunque  ambos de ineficientes y charlatanes: Lescano, “lobo disfrazado de cordero”, comunistoide que una de sus primeras acciones de llegar al poder (si es que no lo hace al pasar a segunda vuelta) será dejar de lado a Acción Popular y gobernará literalmente “con quien le dé la gana”, con tal de mantenerse en el gobierno; y Yorch Forzay, en notoria caída libre en las encuestas, otrora Alcalde victoriano que pasó por el sillón edil con bastante pena y ninguna gloria. Aquel individuo que amagó con luchar contra la delincuencia e informalidad, y lo único que legó fue mayor informalidad y desorden administrativo al interior del municipio de la plaza Manco Cápac.

 

Finalmente, aquellos que tienen (y esperemos que así sea) las mayores opciones de ser elegido Presidente de la República, están Rafael López Aliaga, Hernando de Soto y Keiko Fujimori. De estos tres, López Aliaga es el que despierta más pasiones (de encono por supuesto) por parte de la caviarada, dando a entender las mayores probabilidades de éxito en segunda vuelta. Razones de preocupación no faltan entre la progresía, pues ante el anuncio (con fecha y hora incluido) de expulsar a la corrupta Odebrecht del país, se suma la recuperación de confianza en la ciudadanía, así como atraer la inversión privada a nuestro país. Las críticas por haber leído durante el último debate, denotan nerviosismo de sus oponentes, pues está claro que no es requisito la verborrea para convencer al ciudadano. No necesitamos propuestas que caigan en saco roto; es decir, que resulten inalcanzable y/o irrealizables, sino generar expectativas que coincidan con nuestra cotidianeidad, y lo que nos espera en los próximos años. Aquél viejo adagio de “basta ya de realidades, queremos promesas”, debemos desterrarlo y de una buena vez.

 

P.D. Ojalá quede en rumor la pretensión del Gobierno Morado de disponer inmovilización obligatoria total de los miembros de las FFAA y PNP (como ocurrió en las postrimerías del gobierno de Humala) y privar con ello el derecho a votar a más de 160 mil peruanos.

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan