Banner Tuvivienda
Lunes 25 de octubre 2021   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Miércoles 22 de septiembre 2021

Son mucho más que palabras

Por: Grover Pango Vildoso
Son mucho más que palabras
Foto: Difusión


grover_german@yahoo.es


Debe sonar a obvio pero saber leer es mucho más de lo que aparenta ser. El asunto pareciera limitarse a la determinación de los antónimos analfabeto / letrado, pero de inmediato surge el recuerdo de los “analfabetos funcionales” y el asunto se complica. De muy poco sirve saber leer si hacerlo no es frecuente.

El quid del tema es que leemos, entendemos y nos comunicamos con palabras, pero éstas contienen millones de significados y muchos más cuando se reúnen para expresar ideas. De modo tal que, inexorablemente, mientras más palabras se conozcan mayor será la capacidad de entender y mayor también la facilidad para elaborar ideas propias y comunicarlas.

Naturalmente que el primer aprendizaje viene de lo que los niños escuchan en su entorno y éste será un factor preponderante en el futuro, aunque oír será siempre una fuente enriquecedora del lenguaje. En óptimas condiciones socio-culturales un niño de cinco años puede usar hasta 2,000 palabras. Luego vendrá el aprendizaje formal de la lectura y la deseable curiosidad de conocer más.

El mundo tecnificado e hiperinformado en que vivimos puede ser, aunque parezca absurdo, un peligro para la necesidad humana de comunicarse bien. La primera amenaza está en que –se afirma- hoy se lee menos que antes cuando, con el recurso tecnológico, la lectoría podría aumentar. Y luego porque hoy se requiere y se logra abreviar la comunicación: mientras menos palabras, mejor.

Mucho cuidado. No es un asunto de “palabreo” o “floro”. El uso de un vasto universo vocabular debiera equivaler a la posesión de la mayor cantidad de luces necesarias para, en medio de la oscuridad, recorrer un camino o mostrar algo valioso.



Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan