Banner Tuvivienda
Lunes 25 de octubre 2021   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Lunes 27 de septiembre 2021

De toque a toque, el toque se queda

Por: Fernando Valdivia Correa
De toque a toque, el toque se queda
Foto: Difusion

El último día del 2019, el gobierno chino conmocionó al mundo al revelar la existencia de un letal virus que pronto se conocería como Covid-19, y que en nuestro país viene cobrando la vida de cerca de doscientos mil compatriotas. Dos meses y medio después del tal anuncio, el entonces precario inquilino de Palacio de Gobierno, Martín Vizcarra (sí, el mismo que tiene la insolencia de pedir pensión vitalicia como ex-presidente, a la vez que fanfarronea -como si se tratase de un logro- el haber ordenado el cierre inconstitucional del Parlamento) ordenó el confinamiento para todos; es decir, encerrados en casa.

En el camino, apelando abusivamente a la decretada emergencia sanitaria, improvisó con una serie de medidas sin sustento técnico, dizque con el fin de reducir la tasa de contagios (como que los lunes, miércoles y viernes salieran del hogar los varones, mientras que los martes, jueves y sábado lo hicieran las mujeres). El resultado: mayor aglomeración en un determinado punto de la ciudad (mercado, bancos, bodegas, etc.), incrementándose las infecciones, y en muchos casos la consecuente muerte. Además, estas inocuas medidas del mitómano ex-gobernante conllevaron a la pérdida de miles de puestos de trabajo, incluyendo la quiebra de cientos de negocios (en la gran mayoría pymes), incrementando así la informalidad existente.

A medida que disminuía su exacerbada popularidad, Vizcarra flexibilizó el horario de encierro al que nos tuvo mal acostumbrados. Vacado este, siguió tal relajación hasta hoy en día. Precisamente, el pasado 17 de septiembre, el gobierno promulgó el DS N° 152-2021-PCM disponiendo nuevamente la inmovilización social obligatoria, desde la 01 am hasta las 4 am; vale decir, en dicho horario no podemos salir a la calle.

Entonces, ¿Por qué continuar con el toque de queda a la fecha?. Un acucioso lector podría cuestionar tal interrogante indicando que “no molestes, solo son tres horas”. De acuerdo, si únicamente son ciento ochenta minutos de enclaustramiento ¿Cuál es la razón de mantenerlo?. No discutimos la vigencia de la emergencia sanitaria, máxime si la pandemia no ha llegado a su fin (en realidad es incierto el tiempo que tomará para que esto último ocurra); sin embargo, como tantas veces se ha repetido, debemos aprender a convivir con este virus. Y la manera de hacerlo NO es seguir obligándonos a estar encerrados, así sea cinco minutos.

De esto último, el Tribunal Constitucional ha definido que la libertad de transitar… (Sic)…, supone la posibilidad de desplazarse autodeterminativamente en función a las propias necesidades y aspiraciones personales, a lo largo y ancho del territorio, así como a ingresar o salir de él, cuando así se desee", agregando que “...(Sic)….es un elemento conformante de la libertad y una condición indispensable para el libre desarrollo de la persona, y que esta facultad de desplazamiento se manifiesta a través del uso de las vías de naturaleza pública o privada de uso público. Este derecho se puede ejercer de manera individual y física o a través de la utilización de herramientas, tales como vehículos motorizados, locomotores, etc.” (STC N° 02854-2017-PHC/TC).

Así, a la par del cuidado de la salud (no solo por el virus sino por otras enfermedades asociadas como es la salud mental de la que no habla y menos se discute) está la reactivación económica, aplastada, como lo ya lo dijimos, por el embustero Vizcarra, y ahuyentada por este gobierno en su afiebrada tesis de convocar a una asamblea constituyente que dicte una nueva Carta Política, aunada a las fisuras (que cada vez más parecen grietas) al interior del gobierno ante la incomunicación del premier con el presidente, y el primero de ellos con algunos ministros. Amén de los variados cuestionamientos a algunos titulares de cartera por su filiación con el terrorismo.

De lo anteriormente dicho, existen varios negocios que muy bien funcionan las 24 horas, y que a la vez no demanden agolpamiento (hoteles u hostales, restaurantes, etc.), los cuales generarían puesto de trabajo directo e indirecto.

En tanto esto ocurra, de toque a toque, el toque se queda. Nos preguntamos señor Castillo, ¿hasta cuándo?.

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan