Banner Tuvivienda
Martes 07 de diciembre 2021   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Miércoles 20 de octubre 2021

Cuando las paredes enseñan

Por: Grover Pango Vildoso
Cuando las paredes enseñan
Foto: Difusión

 

grover_german@yahoo.es

Desde la prehistoria el hombre utilizó los muros de sus refugios para plasmar algo que le parecía importante. Allí están las Cuevas de Altamira y entre nosotros Lauricocha o Toquepala para demostrarlo. Pasando el tiempo quizás hayan sido las paredes de París, Francia, las que alcanzaron más nombradía por sus mensajes en las protestas estudiantiles del histórico “Mayo del 68”. Allí se leía “Prohibido prohibir”, “Seamos realistas, pidamos lo imposible” u “Olviden todo lo aprendido y comiencen a soñar”. Claro que también las paredes han servido desde siempre para todo tipo de propaganda, especialmente política, y de protesta no siempre educada.

Por todo esto he sentido gran alegría al ver un hermoso poema de Fredy Gambetta en los muros de un centro educativo cercano al que hoy es el Mercado Central de Tacna, titulado “Soy del Mercado Viejo”. Para los tacneños mayores queda el recuerdo de un hermoso edificio de piedra de cantería ubicado en la octava cuadra de la avenida Bolognesi -al que más se conocía como la “Recova”- que una triste tarde de octubre de 1954 fue consumido por un terrible incendio. Una imagen en el mural nos lo devuelve en toda su belleza.

Como no podía ser de otra manera, alguien con una extensa y fecunda producción literaria como Fredy Gambetta logra que en su poema renazcan ambientes, personajes, aromas y sensaciones de aquel inolvidable lugar y alrededores. Leer la oda “Soy del Mercado Viejo” ayuda a recordar la importancia que aún tiene la influencia del barrio en la vida de las personas. Casi como una advertencia para enfrentar los tiempos que corren, tan llenos de atracciones tecnológicas individualistas.

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan