Banner Tuvivienda
Martes 07 de diciembre 2021   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Sábado 23 de octubre 2021

Ay "muchachito tonto"

Por: Fernando Valdivia Correa
Ay 'muchachito tonto'
Foto: Difusion

Confirmado. Este lunes 25 será la presentación del gabinete Vásquez solicitando el voto de investidura. Anticipándose, doña Mirtha se ha reunido en las oficinas de la PCM con las distintas agrupaciones políticas con representación en el Congreso. Inclusive con el cada vez más fragmentado partido de gobierno. Pareciera, como van las cosas, que la Premier obtendría el “beneplácito” (término que le encanta usar a la Cancillería cuando de nombrar embajadores políticos se trata) del Parlamento. O, quizá no.

Un evidente escollo tiene que ver con las polémicas (término bondadoso) designaciones ministeriales de Luis Barranzuela Vite y Carlos Gallardo Gómez al frente de las carteras de Interior y Educación, respectivamente, cuyos cuestionamientos tienen que ver con la idoneidad (perfil) para ocupar el cargo. Así, en resumen, en el caso de Barranzuela, son las más de 150 sanciones administrativas como Oficial PNP, además de su peligrosa cercanía con el desapacible Vladimir Cerrón, y de ser un tozudo opositor a la erradicación de la coca; mientras que para Gallardo lo es el haber sido señalado como integrante del FENATE-Perú, cuyo fundador es el hoy Presidente de la República, e inscrito como sindicato por el camarada Bonifacio, o mejor conocido como Iber Maraví, entonces Titular de Trabajo. En adición, ambos personajes han desistido de asistir a las Comisiones de Defensa y Orden Interno, y de Educación, alegando, como no, agendas previamente establecidas. A tres días del voto solicitado por su Jefa, sencillamente flaco favor le hacen.

El que sí se ha destapado (por utilizar un término coloquial) es Don Aníbal Torres Vásquez, a cargo del sector Justicia y Derechos Humanos. Este jurista sanmarquino apareció en la última campaña electoral como asesor legal del entonces candidato Pedro Castillo, llamando la atención cuando en el pasado mes de julio insultó al conductor de televisión Mario Bryce tildándolo de “muchachito tonto”. Desde luego, cierto sector de la sociedad, talvez apelando al morbo existente y lejos de reprochar majadera actitud, lo caricaturizó (memes). Y, hace unos días volvió a causar controversia cuando -cual matasiete- declaró que los “79 congresistas que votaron a favor de aprobar esta norma …… ameritan un juicio político al intentar modificar la carta magna a través de una ley ordinaria”, en clara referencia a la Ley aprobada por insistencia que desarrolla la Cuestión de Confianza, agregando temerariamente “le pido muy respetuosamente al Congreso que no siga actuando de esa forma, porque la sociedad se está cansando de esta conducta”.

El señor Torres olvida (o no quiere recordar) que la propia Carta Política refiere que los congresistas “no están sujetos a mandato imperativo, ni interpelación. No son responsables ante autoridad ni órgano jurisdiccional alguno por las opiniones y votos que emiten en el ejercicio de sus funciones”. Asimismo, que en política, como en la vida en general, importan mucho las formas tanto como el fondo. Y, en definitiva, este caballero no las tiene. Podría haber razón en lo que argumenta sobre determinado tema, pero el modo en que lo transmite simplemente es deplorable. Sí sorprende que con esa misma energía no se pronuncie, por ejemplo, sobre la fuga de “Pinturita” hacia Bolivia, luego que el Ejecutivo (al que pertenece) lo haya dejado escaparse, o de los millones de soles depositadas en diversas cuentas a nombre del corrupto Cerrón y su mami, exigiendo a su vez que el Ministerio Público y Poder Judicial encarcelen de una buena vez a estos presuntos rufianes.

Ni muchachito, ni tonto. Somos un pueblo que merecemos y exigimos respeto. Vivir en democracia significa ser tolerante con las ideas y opiniones de los demás, y con mayor razón si se trata del Congreso de la República, donde estamos representados TODOS los peruanos. Si no agrada o convence algún proyecto de ley discutido o aprobado, tiene la vía legal para hacer valer su derecho. Lo que no puede, ni debe, es seguir mermando la -poca- credibilidad de la que goza el Ejecutivo, y con ello afectar la gobernabilidad en el país, dejando más aislada de lo que ya se encuentra a la Primer Ministra, que como lo hemos señalado en anterior oportunidad, hace (o al menos lo intenta) denodados esfuerzos para tender puentes con el primer poder del Estado.

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan