Banner Tuvivienda
Lunes 23 de mayo 2022   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Martes 11 de enero 2022

Pa' Coronel, Mi General

Por: Fernando Valdivia Correa
Pa' Coronel, Mi General
Foto: Difusion

El 4 de noviembre pasado fue publicada en el Diario Oficial El Peruano la Resolución Suprema N° 104-2021-DE dando por concluido el nombramiento del General de División José Alberto Vizcarra Álvarez como Comandante General del Ejército, pasándolo a la situación militar de retiro. En el día corrió la voz, y luego a las horas se confirmó, que el mismo General EP (r) se enteró de su remoción a raíz de una llamada telefónica de su asistente. Casi una semana después, Vizcarra Álvarez hizo entrega a la Comisión de Defensa del Congreso de la República extractos de conversaciones a través del aplicativo WhatsApp advirtiéndose presiones para ascensos irregulares de Oficiales por parte de Bruno Pacheco y Walter Ayala, entonces Secretario General de Palacio de Gobierno y Ministro de Defensa, respectivamente.

A raíz de esta denuncia, la Fiscalía de la Nación tomó la declaración de Pedro Castillo en Palacio de Gobierno el 28 de diciembre último, quién reconoció la validez de la comunicación sostenida con el entonces Comandante General en la que le pide textualmente “Comandante Víctor Torres Quispe, para Coronel”. Al ser consultado de cómo sabía que Torres Quispe postulaba a coronel, respondió que “no sabía ………, simplemente le pregunto a Vizcarra si estaba postulando”. Por ello, doña Zoraida Ávalos decidió abrir investigación preliminar en contra del Jefe de Estado por la presunta injerencia en los ascensos en la Fuerza Armadas, aunque inexplicablemente en la misma resolución dispuso suspender toda la investigación hasta la culminación del mandato presidencial.

Casi de inmediato, la Defensoría del Pueblo manifestó que “La decisión del Ministerio Publico en la cual dispone haber mérito para investigar preliminarmente al mandatario y, a la vez, suspende el inicio de los actos de investigación resulta a juicio institucional contradictoria. ….. Por ello, señalamos que la consecuencia ineludible de abrir una investigación preliminar es, precisamente, el desarrollo de actos de investigación urgentes que permitan el acopio de material probatorio para el esclarecimiento de los hechos”. Más enérgico fue su titular, Walter Gutiérrez, al expresar que “No hay ninguna remota posibilidad de conocer la verdad luego de pasados cuatro o cinco años, muy poca posibilidad. El tiempo nunca está a favor de la justicia, está en contra de la justicia. Siempre está a favor de quienes han cometido delitos”. Y, en la misma línea y de manera sorprendente fue la enérgica respuesta de Marianella Ledesma en su discurso de despedida como presidente del Tribunal Constitucional sosteniendo que “para ser eficaz no se puede esperar que termine el gobierno en cinco años para poder iniciar una investigación, porque (para ese entonces) no se va a encontrar las huellas ni los elementos del posible delito. Hay que ser bien ingenuos. La investigación tiene que ser en el acto y la puede hacer perfectamente el Ministerio Público”.

Más allá de las posiciones, a favor o en contra, que el Ministerio Público como titular de la acción penal deba continuar con la investigación al profesor, lo claro aquí es que la prepotencia de Castillo (Sí, fue de él), a través de Ayala y/o Pacheco, no rindió frutos porque dos valientes peruanos, enalteciendo el sagrado uniforme que vistieron Bolognesi y Quiñones, respectivamente, le plantaron cara al Jefe de Estado, a sabiendas que con esa acción culminarían abruptamente su carrera militar, como finalmente sucedió. Prefirieron el honor y el respeto de sus subordinados, frente a la grosera intromisión del poder de turno. Pero, ¿Cuántos más estarían dispuestos a tomar este tipo de decisiones por el bien de nuestra patria?. Suele decirse coloquialmente: ¡Estamos en el Perú!, y en este hermoso, pero en ocasiones contradictorio país, pasan cosas. No faltará algún advenedizo o temerario funcionario público capaz de hacer lo que sea (y lo que no también) con tal de “hacer el amén” al Presidente o algún Ministro, a cambio de conservar el puesto de trabajo, o de algo más.

Antecedentes los hay. Y en este febril gobierno más todavía. Hemos tenido personajes que no cumplen con el perfil idóneo que fueron retirados del cargo ante la denuncia de los medios de comunicación. Cuántos “pa´ Coronel, mi General” hay y habrán dispuestos a jugársela por el gobernante de turno. ¿Que seguimos aguardando?. El Parlamento tiene la palabra, además de la acción, traducida esta última en el proceso constitucional de vacancia por incapacidad moral permanente, al ser un creciente clamor ciudadano.

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan