Banner Tuvivienda
Miércoles 10 de agosto 2022   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Miércoles 22 de junio 2022

Mucho más que un lapsus

Por: Grover Pango Vildoso
Mucho más que un lapsus
Foto: Difusión


grover_german@yahoo.es


Son varios los asuntos que en materia educativa preocupan en el ejercicio del presente régimen, tanto en el ejecutivo como normativo. Desde el poco interés por fortalecer la carrera pública magisterial hasta el debilitamiento de la función rectora del Ministerio de Educación, pasando por la zozobra en el destino de SUNEDU, un abordaje nada ecuánime de la educación sexual integral, algunos conatos de reforma curricular y la ingenuidad –es un decir- de suponer que la calidad educativa se obtiene por el efecto mágico de una ley.

Cuando además de estos asuntos –sobre los cuales es frecuente encontrar posturas tan opuestas como fundamentalistas- asoma una creciente preocupación por el nivel profesional de nuestro magisterio. Hay varias razones para suponer que los desempeños magisteriales son sumamente dispares lo cual, por cierto, redunda en la formación de nuestros estudiantes.

La importancia de la educación exige un correlato de ética y calidad en el trabajo de los educadores. Tal requisito es aún mayor en la acción de los docentes que han incursionado en la política como es el caso de Bruno Pacheco y Juan Silva Villegas, ambos prófugos de la Justicia. Y existen otros más con acciones muy discutibles. Ello hiere la imagen ideal que se espera de un profesor.

Aparte de otras serias carencias en su gestión, es penoso que el primer mandatario incurra en desatinos históricos tan graves como el que ocurrió en Tacna hace pocos días. Incluir a Tarapacá como una provincia peruana no es un lapsus, como se le ha calificado dulcemente. Es la evidencia de una grave falta de preparación profesional que afecta la imagen del magisterio nacional.

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan