Banner Tuvivienda
Martes 27 de septiembre 2022   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Lunes 18 de julio 2022

Caviar

He aquí unas palabras de Daniel Parodi sobre un comentario de Alfredo Quintanilla.
Caviar
Foto: Difusión

 

Comparto con ustedes este sesudo comentario de Alfredo Quintanilla. En efecto, el esfuerzo de unir a intelectuales y trabajadores en el Perú lo inició Manuel Gonzáles Prada y tuvo por distinguidos seguidores nada menos que a Víctor Raúl Haya de la Torre y José Carlos Mariátegui La Chira. Visto así, el denostativo "caviar" ha resultado una magnífica estrategia para alejar a los intelectuales con compromiso social de los sectores populares, máxime cuando la derecha conservadora, los últimos años, ha logrado llevar el concepto hasta confines insospechados.

De hecho, resulta curioso que yo termine escribiendo del tema pero hace unos días René Gastelumendi, con muy buena onda, me zampó el apelativo. Siempre pensé que mi formación en las ideas de Haya me ponía a salvo de ser caviar, pues la bola de nieve comenzó con la "izquierda caviar", digamos, con "los de Mariátegui", pero ahora hasta a la derecha liberal alcanza el dichoso sambenito. Lo peor es que resulta casi suficiente para anular políticamente.

Así va el Perú, cada vez más inmerso en un tiempo que se dirije en contra de las agujas del reloj, en contra del sentido de su "espacio-tiempo histórico" buscando como loco construir la versión más reaccionaria de su Edad de Piedra. Los dejo con el texto de Alfredo Quintanilla.

"A propósito de un artículo de Eduardo Abusada en el diario Uno de hoy:

El periodista Aldo M., introduciendo el término "caviar" en nuestra jerga política, logró dinamitar el puente entre intelectuales y trabajadores que, con mucho esfuerzo, habían logrado construir González Prada y su abuelo, el Amauta Mariátegui.

Fueron parte de ese esfuerzo Haya de la Torre, Seoane, Basadre, Víctor Andrés Belaunde, como todos los indigenistas. Tarea que continuaron Arguedas, Salazar Bondy y Héctor Béjar, entre otros.

En realidad, quien inventó el término fue Raymond Aron, el pensador derechista francés, quien luego de la Segunda Guerra les enrostró a los comunistas franceses que gustaran del caviar de la embajada soviética, mientras asuzaban huelgas obreras. Hipocresía, en otras palabras. 

Pero no se trata sólo de pullas y burlas. Es algo grave en un país donde el analfabetismo funcional campea y donde las luces de la Modernidad sólo alumbran desde las universidades.

Javier Diez Canseco solía decir que los burgueses lo odiaban porque no defendía los intereses de su clase de origen. Porque siendo de una familia burguesa y habiendo estudiado en la Universidad Católica, había puesto sus conocimientos al servicio de la causa de los desheredados.

Lo mismo se puede decir de Diego García Sayán, Ernesto de la Jara y de tantos otros enemigos jurados del tal Aldo. Intelectuales productivos que están a años luz del lenguaje en borrador e ideas precarias, que suele a sus lectores, el opinólogo más leído de las derechas.

Querría, seguramente, que todos fueran como Rospigliosi o Chipoco, que volvieron al redil de la derecha, o que los nuevos exalumnos sean como el atildado joven Cavero.

Que los obreros y campesinos no cuenten con intelectuales orgánicos es una tragedia. La viven crudamente hoy los millones de pobres que votaron por Castillo imaginando que habría un viraje a la izquierda en las políticas públicas que los tomara en cuenta, como en su momento habían creído en el joven Alan, el chinito Fujimori, el cholo Toledo y el comandante Ollanta.

Pero la inopia intelectual de Castillo, Cerrón y compañía demuestra que no basta ser del pueblo para gobernar en su favor. Ningún programa de gobierno, ninguna capacidad de gestión, peseteros chambones y nada más.

La vacuna del caviarismo como insulto, contra los profesionales con alguna inquietud social, ha postergado por treinta años más la posibilidad de una liberación. Porque ensancha el abismo entre los desposeídos y los que han accedido a la ciencia y al conocimiento para buscar solución a sus problemas. El llamado a los doctores de Arguedas sigue más vigente que nunca".

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
LO MÁS LEÍDO
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan