Banner Tuvivienda
Viernes 14 de junio 2024   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Miércoles 01 de marzo 2023

Terminar bien lo que se comienza

Por: Grover Pango Vildoso
Terminar bien lo que se comienza
Foto: Difusión


El inicio del año escolar 2023 trae, como es ya lamentablemente habitual, más preocupaciones que expectativas alentadoras. Sobre esto, con su habitual objetividad y ponderación, el Informe de Educación de INIDEN –ubicable en Educared- plantea un claro panorama. Sólo habría que enfatizar el impredecible impacto de la convulsión social que un sector poblacional sigue estimulando. Que al final todos perdamos parece ser el paradójico objetivo. 

Aun así, en medio de estas incertidumbres, ojalá haya suficiente lucidez para no olvidar que hay objetivos más grandes que los juegos de poder. Los planteamientos del Proyecto Educativo Nacional al 2036 deben mantenerse con la firmeza de su pertinencia porque, por encima de todo, lo que esta propuesta plantea es lo que “debería ser” la educación en nuestro país, junto con las razones por las cuales se debe lograr lo que allí se propone.

Contar con un Proyecto para educarnos busca algo que nuestro país, como colectividad con atributos y diversidades pero también defectos, aún no logra. ¿Y qué es eso? Cumplir un precepto en apariencia sencillo: aquello que se comienza se debe concluir. Yo me atrevería a agregar que eso también es muy frecuente en las personas individuales y por tanto es normal que ocurra en lo colectivo.

El reto sigue en pie y –salvo que haya desavenencias conceptuales de fondo con el PEN- el inicio de un nuevo año es también la oportunidad para revisar la visión que se propone, así como sus propósitos, sus orientaciones y las acciones que garanticen su realización. Pero por sobre todas las cosas: que cada peruano/a sienta que tiene algo que hacer también en esa gran tarea.

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan