Miércoles 24 de abril 2019   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Domingo 20 de enero 2013

¿Es indiscutible que Nadine no postulará? [Perú]

Por: Fernando Rospigliosi.
¿Es indiscutible que Nadine no postulará? [Perú]
Foto: Medios.

Preguntada por la información de que sus compañeros de partido tratarían de modificar la ley electoral para permitir su postulación el 2016, Nadine Heredia respondió: “El tiempo infame de las leyes con nombre propio ya pasó y yo no persigo ningún interés en particular”.

Muchos han creído que eso significa un rotundo y definitivo desmentido a las versiones que aseguran que los Humala Heredia tienen la intención de repetir el esquema de los Kirchner Fernández en Argentina, es decir, turnarse marido y mujer en el gobierno, una forma nueva de la vieja tradición latinoamericana de gobernantes que se perpetúan ilegítimamente en el poder.

Así, Augusto Álvarez Rodrich ha sostenido rotundamente que “No habrá Nadine 2016” (La República, 17.1.13). Y El Comercio ha editorializado saludando “la claridad” de Nadine al rechazar esa opción. (18.1.13).

Alan García ha sido más enfático todavía: “me quito el sombrero y le rindo homenaje a Nadine Heredia de Humala porque lo que ha dicho garantiza, fortalece y consolida el sistema democrático”.

Las uvas están verdes

No comparto ese optimismo. Primero, porque Nadine no ha dicho lo obvio y elemental que podría esperarse si en realidad no tuviera la intención de candidatear: “No voy a postular a la Presidencia de la República el 2016 bajo ninguna circunstancia”. O algo similar. ¿Es tan difícil decir una frase tan simple?

Lo que ha dicho es que no seguirá uno de los caminos posibles para postular el 2016, la modificación de la ley de elecciones. Probablemente a estas alturas, luego de sondeos y cálculos, ya llegaron a la convicción de que es imposible obtener los votos necesarios para ese propósito.
Los fujimoristas, toledistas, ppkcausas e izquierdistas no apoyarían de ninguna manera ese cambio porque ellos mismos tienen interés en que sus candidatos postulen en la próxima elección presidencial.

Así, como en la fábula de Esopo, un zorro ve un racimo de uvas y trata de alcanzarlo. Al darse cuenta de que está fuera de su alcance, finge despreciarlas y dice “están verdes”.

La caricatura de Carlín el día viernes en estas páginas, refleja esa idea. Si existe otra mejor opción para postular el 2016 ¿para qué intentar por el camino más difícil?

Organismos poco confiables

El segundo motivo para no compartir la esperanza de los que creen que no habrá reelección encubierta, es que existe otro camino para llegar al mismo lugar. Si el Tribunal Constitucional (TC) determina que la prohibición contenida en la ley no es constitucional y el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) se allana a esa torcida interpretación, Nadine Heredia podría postular el 2016.

El asunto es que esos dos organismos, que antes eran respetados y creíbles, ahora no lo son. De hecho, el presidente del JNE ya se ha pronunciado por la supuesta legalidad de la postulación de la primera dama.

El TC ha tenido, en los últimos tiempos, serios cuestionamientos que incluyen la sospecha que no se trata solo de errores de criterio sino de asuntos más turbios.

La no elección en el Congreso de los miembros del TC que deben ser reemplazados es, además, una muestra clara de las negociaciones bajo la mesa con la intención de poner en ese organismo a gente adicta al oficialismo.

En suma, el abandono del gobierno de la vía de la modificación de la ley electoral no implica necesariamente que hayan renunciado al propósito de perpetuar en el poder a la pareja presidencial.

Popularidad y votos

Hay varias cosas que no se han modificado y que abonan a favor de la tesis que tratarán de quedarse en el gobierno.

Ahora ya nadie discute que Nadine cogobierna con Ollanta. El asunto es que podría hacerlo discretamente. Sin embargo, tiene una indudable estrategia para exhibir su poder y ganar popularidad.

Tiene un equipo dedicado exclusivamente a planificar y difundir sus apariciones públicas, y las escoge cuidadosamente para mostrarse solamente en circunstancias que la ayuden a mejorar su imagen. Se presenta regalando cosas, inaugurando obras o anunciando buenas nuevas, por lo general rodeada por “sus” ministros y ministras y un séquito de funcionarios. Es decir, desde ya está refutando la crítica que le podrían hacer sus eventuales adversarios el 2016: es muy joven e inexperta.

Un político quiere popularidad para transformarla en votos en una elección. Si Nadine solamente pretendiera ayudar a Ollanta a gobernar, no tendría que exhibirse de la manera en que lo hace, opacándolo a él.

Por último, la indiscutible manipulación política del Ejército –mandos actuales de la promoción de Adrián Villafuerte, desmesurado número de generales de la promoción de Ollanta, ampliación de la permanencia de los actuales generales en el servicio activo, etc.– apuntan a que se pretende usarlo de manera indebida no solo para sostener al gobierno en este período –no hay amenazas serias–, sino a emplearlo como un instrumento para su permanencia (Con información del diario La República).

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |