Banner Tuvivienda
Martes 10 de diciembre 2019   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Martes 03 de septiembre 2013

El Indigenismo de José Sabogal en el MALI

Por: Vania González Tello (*)
El Indigenismo de José Sabogal en el MALI
Foto: www.tuteve.tv

Se exhibe, con gran éxito, en el Museo de Arte de Lima, MALI, la muestra retrospectiva de pintura del gran maestro del arte peruano, líder del movimiento pictórico conocido como el indigenismo, José Sabogal, nacido en Cajabamba en 1888 y fallecido en Lima en 1956.
 
Tal como lo expresara José Carlos Mariátegui en 1927, “Sabogal es ante todo, el primer pintor peruano”. Gran parte de su producción artística, la dedicó a retratar al indígena en su medio ambiente y en su entorno social.
 
La muestra nos permite apreciar pinturas de admirable belleza y majestuosidad, como “Varayoc de Chinchero”, realizada en 1925, y “ La mujer del Varayoc”, de 1926. A través de sus obras vemos el imaginario artístico del Sabogal, basado en el ideario indígena, entre ellas “Indio Quechua” de 1925, “El Gamonal” de 1925, “Maternidad indígena” de 1931, o “Indiecita” de 1925, “India del Collao” de 1935, todos óleos sobre tela. El color intenso de los retratos de los rostros, logrado con pinceladas cargadas y un dibujo de calidad excepcional, confieren al pintor un papel fundador en la historia artística del país.
                   
A partir de su visión estética y creadora, se genera un cambio de mentalidad en la época y una redefinición de la idea de nación en el Perú. El “Indigenismo”, de los años veinte es una  vindicación de lo intrínsecamente “indio” que logró identificar a un selecto grupo de pintores como Enrique Camino Brent, Julia Codesido, Carlota  o Cota Carvallo, Teresa Carvallo, Camilo Blas, o Alicia Bustamante, todos discípulos de Sabogal.
 
Amauta, revista fundada y dirigida por José Carlos Mariátegui, conoció de los valiosos aportes de Sabogal, a cuyo cargo estuvieron muchas de sus carátulas y viñetas.

Sabogal se propuso investigar diversas alternativas visuales, muchas con base en el estudio de los mates burilados de la sierra central y de los “queros” coloniales, que caracterizaron a la revista tan difundida en esos años aurorales. Sabogal publicará en Amauta su texto pionero, “Los mates y el yaraví”.
 
En 1946 entró en funciones el Instituto del Arte Peruano, con la creación oficial del Museo de la Cultura Peruana, fundado y dirigido por Sabogal, ubicado en la Av. Alfonso Ugarte 650, lo que permitió que las artes surandinas cobraran especial importancia. Se expresaba así una continuidad de lo peruano en el tiempo, contando también con el aporte hispánico. Ese fue el ideal mestizo que Sabogal y sus alumnos promovieron y que dio forma al concepto de “Arte Peruano”, hasta fines del siglo pasado.
 
En la exposición podemos ver, asimismo, hermosas obras de Mariano Florez, artista burilador de “mates” peruanos, a quien Jose Sabogal, admirador y amigo, rinde homenaje. Es de particular interés observar en ellos la ilustración de la “Expedicion Parra”, que forma parte de la historia de los huantinos.
 
Una obra que sorprende, por su sencillez y capacidad de síntesis artística, es “Perfil Huanca”, realizada en 1939, en donde se observa el rostro de una mujer cuyos ojos cerrados denotan y transmiten gran expresividad. Este es un carbón sobre papel, de 63.3 x 48 cms., de la Colección Ana Sabogal Borkowski.
 
Juan Manuel Ugarte Eléspuru, comentaría acerca  de José Sabogal: “Vino a Lima muy joven trayendo en su espíritu el bagaje de esperanza y reivindicación del provinciano, con su carga de resentimiento ante la injusta postergación, el abandono y el menosprecio del absorbente centralismo capitalino”. Y “El indigenismo significó un vuelco total del espíritu pictórico nacional y una afirmación de lo nuestro frente a lo foráneo”. Del mismo modo “El indigenismo fue un fenómeno muy característico y congruente con el momento de su primacía. En 1920 el país comenzó a tomar conciencia de sí mismo, y a traducir esa conciencia en acción ideológica, en programática partidaria y en pugnacidad política. Fue una etapa de intenso nacionalismo.  En el arte, el indigenismo encarnó esa misma actitud emotiva”. Y “Todas ellas son imágenes de una misma inquietud, que cada una de aquellas manifestaciones refleja dentro del cauce de su propio medio de expresión.”(Juan Manuel Ugarte Eléspuru: Pintura y Escultura en el Perú Contemporáneo, 1970).
 
Para Mariátegui la temática y estilo de Sabogal “Tiene un proceso biológico, espontáneo, ordenado. Sabogal posee las cualidades del constructor. Sin prisa, sin impaciencia, aguarda su hora. Su arte está identificado con su vida, íntegramente colmada del gozo y la fatiga de la creación” (José Carlos Mariátegui. Obras Completas)
 
A pesar de la fuerte polémica desatada en su tiempo en torno a su obra, su legado artístico perdura como uno de los más valiosos de nuestra historia republicana.
 
Felicitamos al MALI por revalorizar un arte esencialmente nacional, en especial a sus curadores Natalia Majluf y Luis Eduardo Wuffarden, así como a las nietas del pintor, Isabel, Maria y Ana Sabogal Dunin Borkowski, sin cuyo apoyo esta extraordinaria muestra no hubiera sido posible. Abierta hasta el 3 de noviembre de 2013 en Paseo Colón 125.

(*) Master en Ciencias del Arte por la Univ. de Aix-en-Provence, Francia.

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |