Viernes 17 de noviembre 2017   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Miércoles 17 de diciembre 2014

El tuit racista de Elena: sus disculpas y algo más

Elena Serpa Olivos, de veinte años, ha hecho públicas sus disculpas, admitiendo que las palabras que emitió en medio del fragor del intercambio que sostuvo con su par de la universidad de San Marcos resultaron siendo finalmente ofensivas... tuvo que aceptar su flagrante error y, dando prueba de propósito de enmienda, decir que ha aprendido "que tiene que cuidar mucho (sus) palabras".
El tuit racista de Elena: sus disculpas y algo más
Foto: Difusión


La joven universitaria Elena Serpa Olivos ofreció  finalmente disculpas por su tuit racista del 11 de diciembre

La furibunda frase, por demás desafortunada, emitida vía su cuenta de Twitter, pasadas las cuatro de la tarde del pasado once de diciembre, por la joven universitaria Elena Serpa Olivos, hecha pública, aprovechando las viralizantes bondades del ciberespacio por otro universitario como ella, el sanmarquino Juan Manuel Cieza, como no podía ser de otra manera, desató un tole tole de tamaña envergadura. Habiendo accedido al estatus de tristemente célebre, su “en mi universidad no entra gente como tú. Color puerta”, hizo que en las redes sociales y en los portales de los medios de comunicación su figura se convierta en el blanco de ataques de toda índole.

Era evidente, cuanto antes resultaba mejor, que la joven universitaria tendría que ofrecer las disculpas del caso, el pantallazo del desatinado tuit expuesto como prueba por la parte agraviada así lo exigía. Algo que a través de un vídeo lanzado a través del portal de La República, la joven de veinte años ha hecho público, admitiendo que las palabras que emitió en medio del fragor del intercambio que sostuvo con su par de la universidad de San Marcos resultaron siendo finalmente ofensivas. Una compungida Elena Serpa Olivos tuvo que aceptar su flagrante error y, dando prueba de propósito de enmienda, decir que ha aprendido “que tiene que cuidar mucho (sus) palabras”.

No se trata en estas líneas de añadir adjetivos en contra de una joven que si bien es cierto cometió un lamentable error al concatenar en mala forma esas veinticuatro palabras, componentes de un “comentario” como ella las denomina, fuente del “malentendido”, tal como cataloga asimismo al escándalo que luego se suscitó: no. Muy por el contrario, se trata más bien de rescatar, dejando atrás la batahola que se ha producido en estos últimos días, algunos elementos que pueden servir como anunciadores de lo que sucedería en caso que actos de esta índole se repitiesen en nuestra sociedad.

Nadie puede a fin de salir del paso en una discusión, sin exponerse merecidamente a la reprobación pública, el caso de la joven universitaria Elena Serpa Olivos así lo ilustra, hacer alusión en forma despectiva al origen o al color de la piel de quien se encuentra al frente. Nadie. Y si lo hace, pues bien, saber, lo que viene de suceder constituye una muestra, que tendrá en ese escenario, pronto, muy pronto, que retractarse en forma pública y admitir que en una sociedad como la peruana que se desea, más allá de todas sus falencias, de iguales siendo diferentes, esas expresiones no tienen cabida.

“No hay mal que por bien no venga” dice el refrán. Para la joven universitaria: todo esto constituye, estamos seguros, una gran fuente de enseñanza, toda una lección de vida. Nos imaginamos a la parte agraviada aceptando las disculpas que ella ha expresado en forma pública, y a Elena Serpa Olivos volteando la página y con la mirada dirigida hacia el futuro. Para la opinión pública: críticas excesivas y lamentables al margen, categorizadas como “bullying cibernético” por la joven universitaria, también, pues una vez propalado el tuit ahora de marras, la opinión se mantuvo en sus trece, firme, a fin de que esto no pase desapercibido y la parte responsable se retracte. De ahí el necesario desenlace.  

FHR

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
2 comentarios
Pobre chica, debería verse al espejo antes de hacer comentarios desatinados.
24 de julio 2015
que huevona
29 de abril 2016
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |