Lunes 20 de noviembre 2017   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Viernes 19 de diciembre 2014

Estados Unidos y Cuba: la diplomacia es pues el camino

"Era tiempo de poner fin a más de medio siglo de un aislamiento que en el balance, que entiendan bien las fuerzas políticas que en el gran coloso del norte al igual que en Cuba, sin duda, pondrán escollos en el camino, poco o nada ha traído".
Estados Unidos y Cuba: la diplomacia es pues el camino
Foto: thegrio.com


El  anunciador apretón de manos entre Barack Obama y su homólogo cubano Raúl Castro en el estadio de Soweto, Sudáfrica, hace poco más de un año, el 13 de dicíembre de 2013

Faltando tan solo 17 días para el 3 de enero de 2015, fecha en la que se hubiesen cumplido exactamente 54 años desde que en las postrimerías de la administración de Dwight Eisenhower los Estados Unidos de Norteamérica y Cuba rompieron relaciones diplomáticas, Barack Obama y su homólogo cubano Raúl Castro anunciaron, tras la liberación por parte de Cuba del estadounidense Alan Gross, al igual que de tres cubanos encarcelados en EEUU, que ambos países iniciaban juntos la travesía que normalmente los debe conducir al restablecimiento de sus relaciones a más alto nivel.

Tuvo que pasar un cuarto de siglo desde la caída en 1989 del Muro de Berlín para que la Guerra Fría llegue a su fin en el continente americano. Atrás quedan la invasión fallida de la Bahía de Cochinos en abril de 1961 lanzada al inicio de la administración Kennedy, La Crisis de Los Misiles de 1962, los vuelos masivos de La Libertad de mediados de los sesenta con dirección a los EEUU, al igual que los más de 130 mil cubanos que a principios de los ochenta, partiendo del puerto de Mariel, enrumbaron también hacia la tierra para ellos sinónimo de la libertad. Han entrado a formar, de manera cabal, más allá de los altibajos que en el proceso de restablecimiento de relaciones se presenten, a ser parte en buena forma de la historia.

Cuba y los Estados Unidos de Norteamérica han dado un gran paso haciendo lo necesario para que el proceso deseado por muchos en ambos países se inicie, y movimientos migratorios masivos como el de los “balseros” cubanos de mediados de los noventa nunca vuelvan a repetirse. Las condiciones iniciales están dadas para que por el lado norteamericano toda la estructura punitiva erigida a fin de castigar al enemigo de al lado, cuya expresión máxima, la Ley Helms-Burton de 1996 promulgada durante la administración Clinton que permite demandar ante los tribunales a quienes hacen negocios en la isla, sea desmontada. Dejando de esa manera que Cuba amplíe sostenidamente sus márgenes de maniobra económico y financiero.

El escenario se presta asimismo para que en el lado cubano, el régimen se flexibilice y los márgenes de acción en libertad de la sociedad civil se amplíen, permitiendo al mismo tiempo que se inicie una transición hacia un régimen político que con el tiempo vaya haciendo gala de mayores niveles de pluralidad. Nada sería más positivo para el porvenir de bienestar que Cuba merece, echando mano para esto del potencial creativo que yace en una sociedad que continua luciendo, a pesar de la premura económica que la aqueja y agobia, elevados niveles en educación, que un régimen político que evolucione por el camino trazado por los linderos institucionales garantes de la vida en libertad.

Las semanas y los meses que siguen se encargarán de mostrar al mundo si existen los recursos en términos de voluntad política al interior de ambos países, sacando provecho de la ocasión de privilegio que se ha presentado producto del anuncio en este último mes de 2014, para continuar allanando el camino que conduzca al completo restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre dos países que finalmente, pero sobre todo, tal como Barack Obama ha señalado, son americanos. Era tiempo de poner fin a más de medio siglo de un aislamiento que en el balance, que entiendan bien las fuerzas políticas que en el gran coloso del norte al igual que en Cuba, sin duda, pondrán escollos en el camino, poco o nada ha traído en el largo plazo. La diplomacia y todo lo bueno que a partir de ella se puede obtener es pues el camino. 

FHR

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |