Viernes 17 de noviembre 2017   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Lunes 27 de octubre 2014

Brasil optó una vez más por Dilma

Por: Francisco Huanacune
Brasil optó una vez más por Dilma
Foto: provincia.com.mx

 

La suerte está echada, el otrora detentor del poder de la República Federal del Brasil que es el Partido de la Socialdemocracia Brasileña tendrá que esperar cuatro años más si de alejar del poder a más alto nivel al Partido de los Trabajadores (PT) se habla. Los pocos más de 109 millones de brasileños que se dieron cita con las urnas este último domingo de octubre de 2014, finalmente, por un estrecho margen, algo más de 3 millones de votos, han reelegido a Dilma Rousseff como presidenta del coloso de América del Sur. La sucesora de Lula da Silva conducirá en esta forma durante cuatro años más a partir del 1 de enero de 2015 las riendas de la octava economía del mundo.

Nada pudo la fe a prueba de lo insufrible, traducción de la llamada esperanza por el “cambio” que representaba la candidatura del carismático Aecio Neves, para evitar que, a medida que avanzaban las horas luego de concluida la votación, el llamado empate técnico que anunciaron las encuestadoras, equivaliese a un resultado a favor de la presidenta que este 31 de diciembre concluirá su primer periodo presidencial para inmediatamente iniciar el segundo. El 51,64 por ciento de los electores que la respaldaron pudieron más que el 48,36 por ciento que apoyo a  Neves, quien hidalgamente admitió su derrota.

El electorado del norte y el nor-este brasileño, al que habría que añadirle en el marco de la segunda vuelta de esta elección presidencial, sin duda la más disputada desde 1989, una parte importante del voto proveniente de la clase media que emergió durante los 12 años de ejercicio de poder del PT, pudo más que el otro Brasil. La otra mitad que hizo suya las propuestas de un Aecio Neves que, convertido en el líder de la oposición gracias a los más de 50 millones de votos que en total obtuvo, encandiló a un gran sector de la mesocracia brasileña al saber asignarle el positivo y justo valor a su estatus social al igual que a sus aspiraciones.

No cabe duda, el temor a lo adquirido en términos de bienestar social, lo que no pocos denominan “lealtad” de muchos entre las varias decenas de millones de brasileños que dejaron atrás la situación de pobreza en los 12 años de gobierno petista, dio cuenta también de las esperanzas que suscitó la réplica prometida a nivel nacional de la política del Déficit Cero que Neves había implementado en calidad de Gobernador del estado de Minas Gerais: a fin de que los más de 200 millones de brasileños diseminados en los 8 millones y medio de kilómetros cuadrados que forman el gigante sudamericano visualicen su futuro en una economía reencontrada con la senda del crecimiento.

Ardua es la tarea que tiene ante sí de aquí a diciembre de 2019 la flamante reelegida Dilma Rousseff. Tendrá que unir a los brasileños, tal como le ha sugerido hacer su rival de turno luego de conocidos los resultados, dejando atrás la mediocre dinámica de crecimiento económico, controlando al mismo tiempo unas tasas de inflación que aunque aún de un solo dígito podrían acelerarse. Permitiendo de esa manera que la clase media brasileña, engrosando sostenidamente sus filas, se afirme como la columna vertebral en una sociedad que ha mostrado en forma ejemplar que si de alternancia se trata, esta tendrá que provenir de lo que decida mayoritariamente un país ávido de transparencia, por ende menos corrupción, y mayores niveles de eficiencia a la hora de ser administrado.

 

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |